Agenda Cultural

La hora 25 del MARCO

El artista plástico alemán Otro Dix atravesó por dos guerras mundiales, las imágenes de la primera lo persiguieron desde 1922 que comenzó su serie a lo Goya, de la guerra, hasta que murió en 1969.

La exposición “Violencia y Pasion” inaugurada hace tres semanas como parte del programa dual Mexico-Alemania presenta más de 150 obras que reúnen su universo donde Tanatos vence en tres caídas a Eros .

La exposición que estará en Monterrey hasta el 18 de septiembre y desde el 11 de octubre podrá ser vista en el Mundo de la CdMx , inició los festejos por los 25 años del Museo regio y es “La Hora 25” del gran realista crítico Otto Dix, un homenaje a la controversia que significó el artista que con su tanatismo a cuestas fue de la trinchera, al estudio, al aula escolar, al estudio de la historia del arte, al repudio de los nazis en el poder y a la increíble similitud de su vida con el personaje inverosímil de la película de Henry Verneuil “La Hora 25” con Anthony Quienes como Janet, campesino que pasa de ser tratado como judío, a ser visto como representante de la raza aria.

Dix tuvo una vida de película donde vivió y vio el horror de frente, la decadencia humana que reflejó sin misericordia a lguna en sus grabados y pinturas. Hay cinco grabados expuestos que no sólo remiten al espectador a Vicente van gogh y “Los comedores de patatas”, al Boscosa, o al citado Francisco de Goya, sino a la extraña belleza del arte que retrata a la fealdad, la crueldad de la guerra, esos ejemplos son “Soldados Dormidos”, “Tarde en la llanura”, “Trinchera” y su entrada al grabado-caricatura-realismo crítico: “Soldados de Avanzada” y “Pase de Lista”. Dix es el personaje de Verneuil, el artista azotado por situaciones extremas.

Fue de la Academia y las galerías al paisaje donde se refugio cuando fue repudiado por el Tercer Reich , vivió la encrucijada de Botticelli y fue personaje anticipado de “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury.

El visitante al MARCO saluda a “La trinchera” y “La gran Ciudad” desde el “haz de cuenta” fotográfico, de que así eran esas pinturas de un hombre-artista que fue vapuleado como saco de boxeo y sin embargo, o quizá por eso, dejó una extraordinaria producción plástica que es a la vez testimonio, recreación, alucinación y critica feroz de los mundos por los que Eros y Tantos lo empujaron todos los días, ganó Tantos por una pincelada y dos grabados.

Estimado lector organice una excursión al MARCO,están de manteles largos. Manden invitación a jose.reyna@gmail.com 


jose.reyna@milenio.com