Agenda Cultural

Te extrañábamos Lerdantino

Terminó la sequía de 7 años sin Lerdantino. Con el mismo dinero que otros festivales de cultura presentan un concierto, el Festival Anual de Cultura Municipal de Ciudad Lerdo celebró un festival casi callejero con ocho días de fiesta regional.


El Ayuntamiento sorteó el recuerdo de la suspensión intempestiva, a medio festival de 2010 y con 8 millones armó 4 escenarios en el eje de la ciudad: la avenida Sarabia, cinco espacios cerrados para exposiciones y el uso del teatro Centauro, más la parroquia del Sagrado Corazón... contó con muchos voluntarios y se lanzó a la calle con una fiesta que ya se extrañaba.


He recorrido una y otra vez las pocas cuadras del festival, he visto como valora la gente los espacios del Coyoacán lagunero en más de un sentido y sobre todo, disfruto cada tarde y noche la sonrisa de las familias que caminan con calma por los foros y se encuentran con amistades y parientes en un ambiente de fiesta que urge se mantenga en la región.


Disfruté el sentido nacionalista de los adultos mayores hiper tensos y su festejo yucateco, esperé al coro Bicentenario que no llegó, visité las exposiciones y escuché al maravilloso ensamble de Bel Canto “Oleaje”, ví de nueva cuenta  en un escenario lerdense a Roberto Gotés y sus amigos, me animé con los bailes flamencos, escuché a los cubanos radicados en México y disfruté una vez más de la belleza de Lerdo.


Bien por los políticos que se empeñaron en resucitar este, el gran festival cultural de  La Laguna, bien por los artistas regionales que hicieron a un lado todo para estar presentes formal o informalmente en las calles de la ciudad arbolada y un aplauso para el comportamiento de los habitantes de la Ciudad Jardín que todavía hoy y mañana invadirán sus calles para disfrutar de momentos inolvidable para muchos.


He asistido a las 7 ediciones del Lerdantino y estoy orgulloso de vivir en Lerdo.


jose.reyna@milenio.com