Agenda Cultural

Salas de lectura

Tradicionalmente una sala de lectura  se localiza en una biblioteca; pero varias dependencias gubernamentales mexicanas están cambiando radicalmente esta idea  hacia adentro de las instituciones y las está convirtiendo en una serie de opciones de promoción de la lectura hacia fuera de las instituciones. El gobierno de Coahuila, por ejemplo, tiene un programa estatal de  salas de lectura que funciona con una coordinación dentro de la Secretaría de Cultura y muchos voluntarios que son promotores de la lectura,  coordinan salas de lectura en casas, escuelas y otros sitios, salen a  la calle en brigadas que pintan versos de Manuel Acuña en los medallones de los automóviles, tienen charlas, Cuentacuentos y otras actividades gratuitas para los que aceptan participar en ellas. Entre estos voluntarios están profesores que viven en San Pedro de las Colonias y otras poblaciones de la Comarca Lagunera, y en Torreón, algunos promotores trabajan en cafés y restaurantes donde es importante esta actividad, es el caso de “Kafee Haus” que cuenta con la participación del escritor y promotor cultural  Lacolz González y el Café “Amanuense” de la calle nueve , casi esquina con la avenida Juárez, donde se puede encontrar a la “Tropa Cachivache” en plena promoción  de la lectura.
En la colonia Chapala, de Gómez Palacio, está el trabajo entusiasta, solidario y democrático de la señora Lupita y sus vecinas, que consiguen estantes, libros, revistas, periódicos, invita a artistas, lee a los niños, una serie de actividades altruistas que reúnen  a los niños del barrio. Ella fue apoyada por el programa semestral de Ciudad Lectora que coordinó Renata Chapa el año pasado y que obtuvo un premio a nivel nacional, también se incluyó a las mujeres taxistas de la vecina ciudad y a las seis  bibliotecas municipales. En  escuelas primarias y bibliotecas de colegios laguneros, existen Rincones de Lectura, donde los niños se reúnen para leer,  en el recreo, o al salir de clases, ellos mismos son promotores de su propia inquietud  por leer. Y  la sucursal Torreón de la librería Gandhi   tiene un programa permanente de promoción de la lectura, dentro y fuera de sus instalaciones.
Lo más reciente está en el Pabellón de la Palabra que es parte del Paseo Colón, se reúnen las bibliotecas municipales, la librería citada y promotores de lectura para pasar un buen rato los domingos por la mañana.
Ideas que tienen como objetivo el llamar la atención de las personas para que leamos y encontremos en los libros el fabuloso universo de la imaginación, no  se requiere dinero, solo buscar la sala de lectura más cercana, conseguir sus horarios y acudir, en el Domingómez, de la vecina Gómez Palacio,  el Paseo Colón, la biblioteca del barrio o la escuela, incluso la web, se puede tener acceso gratuito a la lectura