Agenda Cultural

Ruta del sotol y el cardenche

La ruta del Sotol y la Canción Cardenche es un banquete de cultura, entretenimiento, esparcimiento familiar y un pretexto para seguir pensando en el tema central de cualquier región ¿dónde reside su identidad?


Este recorrido es una actividad de la Dirección Regional de Culturas Populares de Ciudad Lerdo, Durango con la guía Rosita, Elena y Guille que hacen  el viaje  de 8 horas, más ligero y divertido.


La primera estación es para degustar gorditas de horno rellenas con rajas y queso, requesón, chicharrón y otras delicias de la cocina lagunera. La señora Socorro prepara unas  bolsas con pan de nata y gorditas en Los Ángeles, carretera libre  Lerdo-Cuencamé donde además vende sandías, nueces y pan dulce.


La segunda estación es para tocar el corazón mismo de la Laguna de Durango, la ex hacienda de Santa Trinidad de la Labor de España en el ejido de La Loma, ahí,  Beto da una guía del lugar, visita la capilla de la Concepción y presenta a la imponente Danza de la Pluma a cargo de la Danza Guadalupana con tres generaciones de la familia Antúnez Ávalos, Antonio en el tambor, Pedro como capitán, Juan como bailarín y Cynthia como La Malinche. El violín es el señor Jesús Silva.


El autobús va más tarde parada obligada en una de las tiendas y vinatas de La Torreña para degustar licores de guayaba coco, piña y el famoso sotol del lugar.


El remate no puede ser más espectacular, la ruta pasas por la casa de Higinio, el joven músico que vive en la orilla del ejido, entre una acequia y el cerro, un odeón natural donde hubo degustación de sotol, gorditas de harina rellenas de asado verde y rojo , café y la escenografía más impactante que se pudiera encontrar para un recital de canciones con los Cardencheros de Sapioriz ganadores del Premio Nacional de las Artes 2008, los artistas son Fidel Elizalde -hijo de Don Eduardo, otro intérprete legendario- Antonio Valles y Guadalupe Salazar, Don Genero Chavarría ya no los acompaña, está mayor y enfermo.


La caravana atendida generosamente también por Jesús y Gamaliel, regresa a las ciudades. Muchos de los viajeros conocen el campo lagunero gracias a este recorrido, tampoco  conocen  la Danza de la Pluma y luego de escuchar  a los cardencheros  quieren regresar a escucharlos de nuevo con “Jesusita me dio un pañuelo”, “Ya se van las golondrinas” o “Huérfano soy”


Los paseantes bajan del autobús en ciudad Lerdo y preguntan por más recorridos, hay otro al Cañón de Fernández para visitar sitios como La Goma, Juan E. García y la comunidad Santa Anita donde son atendidos por un grupo de ejidatarios y artesanos del carrizo, anótela en su agenda cultural.


Mientras se  va al segundo recorrido, la reflexión sobre la Ruta del Sotol y la Canción Cardenche es que se trata de una ruta que es, ya, Patrimonio Cultural de La Laguna.


angel.reyna@milenio.com