Agenda Cultural

Pueblo Mágico

Parras de la Fuente es un ejemplo de Pueblo Mágico en el estado de Coahuila. En el otro extremo estaría Viesca, salvo por el hecho de que la declaración de Pueblo Mágico es muy reciente y quizá por ello no han llegado los recursos federales para la creación de una infraestructura hotelera, restaurantera y cultural que llame la atención de los visitantes.Sé que hay acciones del gobierno del estado, que a mediano plazo seguramente van a impactar positivamente en la economía del lugar, como las carreteras a Parras y a Zapata. También está el proyecto de celebrar la Semana Santa de 2015 con procesiones organizadas por el gobierno, el ayuntamiento viesquense y la Diócesis de Torreón. Pero faltan muchas más acciones para que la hermosa villa de Viesca cuente con hoteles, restaurantes, actividades culturales, una industria turística integral que incluya a los mamones  y otros panes, a los dátiles  y los paseos públicos de Juan Guerra, las Dunas de Bilbao y la ex hacienda de Santa Ana de Hornos. Falta concretar el hotel y restaurante en el viejo casco de la ex hacienda de Santa Ana de Hornos, el desarrollo eficiente de las dunas o el resurgimiento del balneario Juan Guerra.Es una pena porque Viesca tiene todo para ser un gran destino turístico en La Laguna, está cerca de autopistas y ciudades grandes como Torreón y Saltillo, de donde puede llegar un turismo ecológico, de aventura y cultural.Pero pareciera que lo de Pueblo Mágico solo es un membrete. ¿Existe un proyecto federal específico para apoyar la creación de una industria turística integral y que beneficie a todo el pueblo? ¿o habrá que seguir dependiendo del Día del Ausente para que circule capital por las calles y la fiesta del Señor de Santiago atraiga a visitantes a un festejo sencillo, humilde, pueblerino y dotado de un sentido potencialmente turístico de pertenencia?No dudo de la buena fe de las personas que están al frente de convertir a un páramo en un destino turístico y cultural, pero no se ve claro, el hecho de recuperar la capilla de Santa Ana, por parte del programa “Adopte una obra de arte”, no es suficiente para que  regrese la bonanza al pueblo. Hacen falta muchas cosas más, entre ellas revalorar la acequia como un paseo lleno de valores y atractivos, como el cristo encontrado en un árbol, o casonas que recuerdan otros tiempos.En Viesca no hay semáforos, anunció Biga Salazar a los asistentes al Circo Norte. Ese fue un anuncio que lamentablemente refleja otra serie de carencias de Viesca, donde tampoco hay hoteles ni restaurantes, pero sí tiene una hermosa casa de la Cultura,  dos plazas pueblerinas muy bellas, una bella iglesia de Santiago Apóstol, además de una cantina legendaria. 


angel.reyna@milenio.com