Agenda Cultural

Promotoras culturales

Hay personas que trabajan desinteresadamente por su comunidad. Podemos estar de acuerdo, o no, con esa actitud, pero sobre la marcha hacen el trabajo que corresponde al estado y a veces a la iniciativa privada.Médicos de la Risa, hermanas religiosas, agrupaciones de tanatología, familias que albergan a peregrinos o familiares de hospitalizados en el IMSS… la lista es larga y está en ella.Josefina González Rodríguez que es un ejemplo de empresaria cultural, tiene un proyecto autosustentable que no se vende, ha logrado rescatar espacios públicos en su propio barrio  de Chapala, Gómez Palacio, donde  convoca a niños y adultos a leer, a jugar y a ser parte integral de una idea común: servir. Josefina tiene apoyos como el del Instituto Municipal de Cultura de Gómez Palacio, o el programa de Salas de Lectura, que no le paga un sueldo y le ayuda con acervo de su local “Niños Héroes”, que además se mueve cada semana  y recibe apoyo solidario  de otras promotoras culturales como Biga Salazar.Pero ningún apoyo es suficiente cuando se trata de mover anaqueles para mostrar los libros en el andador, convocar a los niños para que jueguen con pedazos de madera, como hacíamos cuando teníamos esa edad, para trasladar a los niños a una exposición, una presentación de libros, un museo…Sabemos que la imaginación mantiene vivo su programa  Ciudadanizarte, una recuperación de espacios públicos que será apoyado este año por el PACMYC Durango.Cuando se habla de promotoras y gestoras culturales, se tiene que voltear a verla y confirmar que la calle es de todos, que los niños sí gustan de la lectura, que una empresa cultural es capaz de ganarse el corazón de una colonia brava y que la cultura es asunto de todos, todos los días. Hay más ejemplos, Biga Salazar, coordinadora del programa ciudadano “Wacha mi barrio”, colaboradora de “Circo Norte”, socia honoraria del “Festival Bizarro”. La académica de la UAdeC Unidad Torreón,  trabaja como si  fuera un corporativo empresarial.Una más es Estrella Atilano de Falla, tiene años  como organizadora de actividades culturales por las que no recibe remuneración alguna. Hace unas semanas promovió la presentación de la fiesta folklórica La Guelaguetza en Gómez Palacio y Torreón, se asoció con los gobiernos municipales y pidió ayuda para alojar y dar de comer a los niños del espectáculo.Y este sábado 30 organiza la presentación de Chacaltaya en el homenaje a Mercedes Sosa, será en el atrio de la Plaza  Cuatro Caminos. Se  puede estar de acuerdo o no con el trabajo de estas promotoras que desde las filas de la ciudadanía trabajan un día sí y otro también en busca de programas para promover la lectura, el arte circense o  la música. 


angel.reyna@milenio.com