Agenda Cultural

Polígonos culturales

Son polígonos violentados que se ubican en el sitio mismo del surgimiento de la ciudad. Colonias en los cerros y el centro de la ciudad donde se vive con miedo y se lucha, día a día, no solo por sobrevivir, sino por hacerlo con dignidad. Los que no se fueron voltean hacia abajo, ven la ciudad y hacen lo posible por seguir su vida lo más normal posible.
Y en medio de estos ciudadanos están centros de cultura que son parte de la historia del barrio, lo dijo un comerciante de La Alianza en la conferencia que dio Mayté Cordeiro en el Museo del Algodón.
Dos museos más están en medio de estos polígonos, la Casa Histórica del Cerro, rescatada los últimos años, y el Ferrocarril, instalado a un lado del  boulevard Revolución, violentado y aferrado al barrio. El Centro Cultural  “Pablo C. Moreno” está frente al legendario barrio del “Pacífico”, que también se queda sin vecinos y a menos de dos cuadras abrió sus puertas en diciembre la Escuela Municipal de Danza Contemporánea.
Los ciudadanos que trabajan en estos centros de cultura no cerraron las puertas de sus centros de trabajo.
Varias administraciones públicas de la ciudad han trabajado con compromiso, pero ahora hay un ingrediente extra con otra palabra de moda, como lo es polígono:  transversalidad,  la coincidencia de varias dependencias en la tarea de reconstrucción ciudadana: Seguridad Pública, Desarrollo Social y Cultura por ejemplo. Además del DIF y Deporte para rescatar barrios enteros y volver a hablar de familia,  vecinos platicando en la banqueta, niños caminando sin miedo a la escuela y por las tardes asistiendo al concierto de la Banda de Música en “El Castillo” (Museo de la Casa del Cerro), con la alegría que a veces han olvidado estos niños de Torreón.
Hay más centros culturales en estos polígonos nuestros, uno formal es el de CEMEX, en las inmediaciones de Zaragoza Sur y colonias cercanas, uno informal es como un tianguis cultural, el de fomento a la lectura en Chapala, Gómez Palacio.
Pero faltan muchos más, en sitios donde todavía se llora la muerte de sus jóvenes, como la Vicente Guerrero o la Primero de Mayo, en Torreón, la Cinco de mayo en Gómez Palacio o San Isidro en Ciudad Lerdo. Se que se construirá una línea verde para cultura y deporte en las vías del tren, recorrerá el sur de la ciudad y que se trabaja en otro centro cultural para los ciudadanos del sur poniente de la ciudad.
Todos los esfuerzos serán pocos si no son verdaderamente ciudadanos, si no hay un compromiso integral de la sociedad, gobierno e iniciativa privada.


angel.reyna@milenio.com