Agenda Cultural

Jóvenes de hoy

“Hay que querer a los alumn@s, esperar de ell@s y creer en ell@s”.....Mavensol”: Cadena Ser.


El pensamiento es holístico. Quererlos (carácter humano), Esperar de ellos (de sus resultados) Creer en ellos (fe en sus acciones). Abraham Orte Car.



Francisco Huitrado pegó esto en su muro de FB y el pensamiento llega sorpresivamente a todos los foros donde se ha presentado el Primer Festival Cultural de la CIESLAG y conmueve a los profesores que asisten a verdaderas fiestas del espíritu en plazas, gimnasios, galerías de arte…los docentes sonríen, aplauden, cantan, bailan con ellos, como sucedió en la ULSA Laguna con la banda del Tecnológico de La Laguna… comparten un momento impactante donde la fe en el otro es el espejo de la esperanza.Ha sido una semana de ejemplos contundentes donde la mirada de los muchachos está llena de fe y amor, pero también de incertidumbre y de tristeza, una doble situación  que se enfrenta a una realidad nada grata, una de las jovencitas del ballet regional del Tec Laguna señaló antes de participar en la jornada artística en la Universidad Tecnológica de Torreón: “me da miedo ser estudiante universitaria en este país…”. David Navarro cerró su micro relato en la Galería Universitaria de la Ibero “envejecido en una bolsa negra / mi nombre es Mario Flores, soy uno de los 43 muertos  de la fosa…” y en la misma mañana fría, de otoño, Aleyda Salazar leyó un texto suyo “…nadie pregunta y nadie insiste / un muerto es una tragedia / miles es una estadística, dicen…/ ¿y qué después de la protesta? / ¿qué veré después de la ira? / este es un país que cava un pozo para cada uno de sus ciudadanos…”.Mientras su entorno los presiona y les dispara, ellos inventan bicicletas de cartón, muestran su concreto celular, películas fotovoltaicas,  ganan premios de Google.com y con el dinero van  a campamentos de inventores jóvenes en Europa, asisten  a otras universidades y arman la fiesta en tres minutos, no pelean con nadie, no alborotan gratis en ningún sitio, organizan encuentros académicos en sus escuelas y facultades, invitan a los adultos para que les platiquen de la vida y luego les aplauden, les saludan agradecidos. Me duele ver a una generación entera de mexicanos que viven agazapados, que salen a la calle con la duda permanente: ¿regresaré a casa? Que no pueden hacen una vida nocturna normal, que viven acechados por las tristes circunstancias que violentan su existencia, y que están aprendiendo a salir a las calles para decirnos que no quieren heredar este país, así, doliente.¿Por qué los adultos no tomamos su ejemplo de convivencia y alegría? ¿ por qué no les agradecemos que cantan, bailan, recitan para ellos, para nosotros? ¿Por qué insistimos en querer acabar a balazos con nuestra juventud?¿Dónde están los jóvenes?Los queremos a todos, a cada uno de ellos, en su pupitre, alegres, gritones, creativos, sonrientes… vivos 


angel.reyna@milenio.com