Agenda Cultural

Folclore creativo

Es folclore creativo. Así le contestó el director y coreógrafo de bailes folclóricos a otro que observaba a sus alumnos en un festival celebrado en la Laguna y  que le reclamó por el exceso de libertades que se había tomado.Hace años se hubiera podido disculpar al profesor creativo por falta de información, literatura especializada y viajes. Pero hoy no, existen miles de fuentes de información que están a la mano en cualquier café Internet.Esto de tomarse libertades no es exclusivo de los bailes folclóricos, es un problema que afecta al desarrollo artístico y de apreciación de nuevos público, pero también de bailarines y alumnos de escuelas normales de todo tipo, porque se reproduce lo mal aprendido.Hay ejemplos que parecieran promotores de la esencia mexicana, pero que en realidad hacen daño, como el ballet folclórico de Amalia Hernández, en la ciudad de México, que es un espectáculo que se vende como folclore y que se compra como tal por miles de turistas y mexicanos cada año. Es una pena que se extiende a la pintura, a la fotografía, el cine y otras muestras culturales que se olvidan de la investigación, en ocasiones elemental, antes de presentar a las señoritas meseras de Sanborns como portadoras de trajes típicos mexicanos.No hay excusas para presentar muestras culturales hechizas e ilógicas, que surgen desvinculadas de la realidad, de las verdaderas tradiciones y que cuando no existen las crean. El  problema es que dicen que sus vestidos, textos o canciones son folclore, expresión tradicional popular.En el lado contrario han estado el desaparecido Sixto Castillo y la asociación que surgió luego de su temprano fallecimiento, investigadores que aportan cada día detalles, bailes, música, vestidos… En la música sucede algo similar, se presenta como folclore lo que en realidad es una expresión contemporánea que está muy lejos de la verdadera tradición. Por eso es importante la investigación que ha hecho la Dirección de Culturas Populares, Unidad Ciudad Lerdo, que durante más de 20 años  se ha dedicado a recopilar cancioneros y a grabar a los cardencheros.Con el  patrocinio modesto pero seguro del  programa PACMYC, de Conaculta, se han logrado editar cancioneros y discos compactos con las canciones que tienen en su memoria los cardencheros de Sapioriz  desde 1985.Por otro lado, se quedaron en el baúl, y algún disco de la UNAM dedicado a  esta música folclórica, los cancioneros de los cardencheros del  Cañón  de Jimulco.Finalmente, en esta música hay una opción honesta, creativa, que no se atreve a clasificar como corrido acardenchado o cardenche - corrido, él mejor canta sus temas y los de los cardencheros, lo hace con una estupenda voz y un reparto muy interesante, se trata del vecino de Ciudad Lerdo, Nacho Cárdenas. 


angel.reyna@milenio.com