Agenda Cultural

Cultura periférica

¿Y si la identidad regional está ahí, en lo que queda de los ejidos, en las danzas de la Pluma, de Caballitos, de matlachines?. A veces el asfalto limita la visión de los citadinos y olvidamos que más allá del periférico y la Sierra de las Noas, existe un movimiento cultural intenso, humilde, sencillo que parece sucumbir ante la modernidad y de pronto resurge con jóvenes que se organizan para celebrar la Epifanía y la Fiesta de la Candelaria en Sapioriz, municipio de Ciudad Lerdo, se forma una danza de La Pluma e el ejido La Luz, o la danza mas bella y ceremonial de todas, la del Cerro de La Cruz, vuelve a celebrar el 3 de mayo.Benito Macías fundó un grupo de bailes regionales en los años 70, no lo hizo en alguna de las ciudades grandes de la Comarca, los niños y jóvenes bailan en Francisco I. Madero, Gerardo Moscoso se decidió un buen día a formar un grupo de teatro en San Pedro de las Colonias y se decidió a que sería de calidad nacional, hoy es “La Gaviota” y se ha presentado en foros nacionales y europeos.En Viesca, Coahuila, una familia mantiene viva la tradición de la Danza de Caballitos, que celebra la guerra de Moros contra Cristianos, morismas que dejaron de representarse en San Joaquín y La Alianza hace muchos años. Cada 25 de julio vuelven a salir a la calle donde un día antes se celebra la cabalgata del aniversario de la ciudad y el Día del Ausente.Hay más grupos de danzantes  como los de La Partida, Coahuila y el de La Loma, municipio de Ciudad Lerdo, que es realmente impresionante por su devoción, coreografías y sobriedad. Una asociación de grupos de danza se reúne en un magno festival en honor del desaparecido profesor de danzas Sixto Castillo, al frente está su viuda Refugio Luna Licerio y este  año danzaron en el teatro Nazas el 29 de abril.Grupos de la sociedad no institucionalizada, que quizá sin proponérselo son parte de un mapa de las acciones que parten de grupos sociales que sin partidos políticos, subsidios fijos del gobierno o sin estar en el gobierno mismo, como el Festival de teatro Coca Cola Teatro Isauro Martínez, o el  origen del Festival de los Muertos en Gómez Palacio.Del otro lado , pero en la misma trinchera están acciones de corporativos como Peñoles que cada año reconoce la labor de algún promotor de danzas regionales, como Benito Macías y su agrupación  “Irritilas”, o Ezequiel Romero y su grupo de danzas aztecas “Chicomostoc” que cumplió el 3 de mayo de 2014,  50 años de vida.Una vida cultural no institucionales, que surgen en escuelas, en ejidos, como el Cuije, Coahuila, grupos religiosos, o de profesionistas , algunos son efímeros, otros perduran y muestran que existen muchos caminos para buscar la identidad regional.


angel.reyna@milenio.com