Agenda Cultural

Consorcio musical

Fue como un sueño, Mocedades ensayando en la Plaza Mayor, a mediodía, en un previo a su concierto por el Día del Amor y la Amistad en plena Plaza Mayor. Lo que no han querido hacer otros grandes que han venido a la ciudad y toman actitudes negativas de divos como la Mala Rodríguez, lo hicieron Iñaki y compañía para deleitar al público lagunero y , de paso, darse un banquete de verdadera popularidad, ganada con más de 40 años de trabajo .¿La prueba de lo anterior? Malena Díaz Flores de Sesma, subió al escenario y cantó con “El Consorcio” varios temas, como si fueran uno solo, parecía que habían cantando juntos toda la vida. ¡Palomazo con  El Consorcio! Que artistas, que situación, qué ánimo de Malena, que bajó temblando del escenario para volver a tomar su lugar y seguir escuchando el ensayo.Un acontecimiento para muchos caminantes que detuvimos el tiempo para escuchar asombrados al Consorcio. Ya estaban colocadas las miles de sillas para recibir a los laguneros que acudirían el viernes 13 a las ocho de la noche a escuchar a una verdadera leyenda de la música romántica en castellano. “La otra España”, “La Secretaria”, “Tómame o Déjame”, “El Vendedor”, “La llamaban loca”, llenaron una época en los años 70, con temas fundamentalmente de Juan Carlos Calderón.El público reunido espontáneamente no creía lo que estaba escuchando y viendo, sus caras eran de asombro total, sacaron sus telefonitos para grabar algo del ensayo, sonreían, incluso hubo quien lloró, la emoción fue muy grande, comenzaron a preguntar, ¿dónde está Amaya?, ¿estarán todos en la noche, podremos ver a Iñaki, Estibaliz, Sergio y Carlos? ¿Es verdad lo que estamos viendo?El concierto formó parte de un estupendo paquete musical y social que ofreció el Ayuntamiento que preside Miguel Riquelme a la ciudadanía durante la semana que termina. El primero fue el equipamiento instrumental para los niños de la Casa de la Música en la Colonia Santiago Ramírez. Una nota simplemente fantástica, por ahí es donde deben comenzar y terminar los programas sociales de cualquier gobierno, por la educación, en este caso artística. Lo demás es entretenimiento que muchas veces es demagogia pura. Pero en una semana vimos dos acciones excepcionales, la Casa de Música es algo, que bajo la tutela docente del oboísta Joel de Santiago, y su experiencia con la banda infantil y juvenil “ tiene garantizada la continuidad y calidad , esperamos firmemente que la voluntad política del Ayuntamiento también continúe firme y decidida.La otra  fue  directo al corazón, hoy es Día del Amor y de la Amistad y el Ayuntamiento  lo celebró con un estupendo grupo musical que es un clásico de la música romántica contemporánea. El Consorcio  realiza su gira de despedida que inició en 2014 y que esperamos termine allá por 2030. 


angel.reyna@milenio.com