Agenda Cultural

Cien años

El tenor Fernando de la Mora lo dijo muy bien, la conmemoración por los 100 años de la Toma de Torreón del 3 de abril de 1914, es una de las más importantes que puede tener esta tierra .


Cuando se instaló el Comité organizador, en esta ciudad, en febrero de este año,  se dijo que no se daba a conocer el programa porque había veda electoral. Luego se editó el  “Programa de eventos Conmemorativos”,  que lamentablemente no se  ha seguido al pie de la letra. La celebración tuvo dos momentos impecables, la inauguración de la exposición “Fuerzas Armadas…Pasión por México”  y el desfile de las Fuerzas Armadas. A la exposición han asistido familias laguneras en viajes especiales patrocinados por diferentes municipios, como San Pedro de las Colonias y Torreón. Luego vino  el “Encuentro por la paz, Coahuila-Durango” que a pesar de todo fue un éxito de público, de jinetes, de buena voluntad y de celebración de hermanos laguneros  en el recuerdo de Pancho Villa y su hazaña militar de 1914. El lunes 2 de abril, los seguidores del doctor en historia Pedro Salmerón, experto sobre la División del Norte, no estuvo en Torreón para ofrecer su conferencia “Las Batallas de La Laguna” en el Museo de la Revolución a las 19:00 horas. Vendrá la próxima semana.


En “La Plaza Cívica Conmemorativa” la nota la dieron los niños del barrio que se metieron a las tres fuentes que se reinauguraron.
En plena celebración del día 3,  por ajustes de agenda, se canceló la conferencia magistral que estaba en el programa: “Los fotógrafos de la Revolución” que impartiría el historiador Miguel Ángel  Berumen, a quien le encargaron también una exposición fotográfica  titulada “De Torreón a Torreón, 1913-1914”, dicho por la misma organización, un poco a última hora. La tarde del jueves 3, el historiador y un grupo de voluntarios pegaron fichas , recogieron textos que cayeron al suelo , todavía 15 minutos después de la hora señalada en el programa  y finalmente, el concierto de la Camerata de Coahuila comenzó 30 minutos después de lo anunciado en el programa oficial.


Dos detalles antes de terminar, la exposición que montó Miguel Ángel Berumen es de extraordinaria calidad, de un contenido didáctico estupendo y  un llamado a la toma de conciencia sobre la importancia de la Toma de Torreón, no solo para la historia de la revolución constitucionalista, sino para la formación de una identidad y el concierto de la Camerata de Coahuila con Fernando de la Mora, fue simplemente extraordinario y emocionó a los miles de espectadores que se dieron cita en la Plaza Mayor. La celebración no terminó y lo que sigue en San Pedro y Paredón, además de esta ciudad, puede estar aún mejor. Una última consideración, a los espectáculos  nocturnos de la Plaza Mayor acuden muchas familias que regresan a su casa a pie o en autobús y no pueden prolongar su estancia en el sitio, ¿podrían establecerse rutas especiales esos días?


angel.reyna@milenio.com