Vertebral

Lo que viene en el 2015 (según yo)

Todos los años escucho la misma frase, de las mismas personas: “Se van a poner cabronas las elecciones” (será porque La Laguna es ‘cliente frecuente’ del Instituto Nacional Electoral debido a la ubicación geográfica de esta zona). Hemos experimentado por años, procesos electorales continuos, unos detrás de otros, cuando no hay que elegir gobernador, debemos de votar por los alcaldes, de Torreón o de Gómez y Lerdo, cuando no son los locales, hay que iniciar unos comicios para renovar ‘San Lázaro’. ¿Bueno o malo? Hartos ni más, ni menos... en fin, ahí viene otro. Lo más probable es que el PRI ubique a sus candidatos (o a la gran mayoría) en la Cámara Baja del Congreso de la Unión, de ambos lados, de Coahuila y Durango, salvo un distrito que está dudoso en el que el PAN estaría apostándolo todo.El blanquiazul en Durango se mantiene desdibujado, igual o peor de fragmentado que en Coahuila. Flaco favor hizo Víctor Hugo Castañeda a su predecesor Juan Quiñonez con el tema de la unión del partido, lo dejó completamente excitado, turbulento, unos contra otros. Los líderes de Acción Nacional no acaban de entender que eso que llaman “democracia interna”y “pasión partidista” los lleva ‘derechito’ al fracaso electoral, así pues Rocío Rebollo estaría convirtiéndose en diputada federal, lo mismo en Coahuila, con una variante: En este lado hay más nombres (Miguel Mery, Francisco Dávila), “cartuchos” ya probados. En las administraciones municipales, Miguel Riquelme hará movimientos entre los funcionarios de ‘primer nivel’, al menos en Cultura y Desarrollo Económico y si en la dirección de Prevención del Delito no ofrecen resultados contundentes, habrá problemas, ya que este órgano representa uno de los bastiones más importantes, no solamente en el ámbito municipal, sino de los otros órdenes de gobierno, incluso la dependencia ejerce recursos provenientes de la federación. José Miguel Campillo estaría haciendo enroques en áreas como el Instituto Municipal de la Mujer y Obras Públicas. En el caso de Lerdo, no se trata de predicciones, el alcalde se verá obligado a realizar cambios sustanciales en su equipo de trabajo, primero instituyendo figuras ‘pesadas’ de Comunicación y Relaciones Públicas, luego en las áreas de Desarrollo Urbano, Obras Públicas, Atención Ciudadana, Protección Civil, Fomento Económico, Cultura y más al interior la Secretaría del Ayuntamiento y la Contraloría Municipal (casi nada). Ahí están mis predicciones y no se trata de esoterismo, se trata solamente de mi opinión, de lo que he percibido según los avances y retrocesos de algunas áreas de las administraciones municipales de La Laguna y de qué manera se venían moviendo las “aguas” en la “polaca” regional. 


angel.carrillo@multimedios.com