Vertebral

De pasada

Llegaban a la Comarca Lagunera a la mitad de la noche, el viento les pegaba de frente y el sonido ensordecedor de las ruedas chocando con las vías hizo cada vez más tenue el grito de auxilio. “José, José hijo de puta aguanta, dame la mano” le dijo Wilmer a José, un par de inmigrantes hondureños que habían cruzado gran parte del país abordo del tren... José había resbalado y cayó de una altura de dos o tres metros sobre su pierna derecha cerca de Torreón.Wilmer cargó varios kilómetros a José, hasta que el hambre y el cansancio finalmente lo vencieron. Un camionero se compadeció de ellos y les dio un “aventón” hasta la ciudad. Uno con los pies llagados de tanto caminar y el otro con una severa lesión en la pierna, qué iban a hacer, sin dinero, sin documentos que avalaran su legal estancia en el país. Pasaron los días y José recibió atención médica de la Cruz Roja, a Wilmer le “echaron” alcohol en los pies y luego se los curaron, ninguno de los dos puede continuar, por el momento, su viaje a los Estados Unidos. Esta es solamente una historia, de las miles que existen en torno al fenómeno de la migración, que a últimas fechas se ha dejado sentir con más intensidad en La Laguna. “Tamaulipas ya no es seguro para nosotros, nos están esperando los de La Maña para reclutarnos, creo que lo mejor es ir por Chihuahua”, dijo convencido uno de ellos. Wilmer tiene 23 años y desde hace tres, intenta llegar a la Unión Americana, el nació en Silca, una municipalidad de Olancho (Honduras) y conoció a José arriba de La Bestia... El sueño se les truncó precisamente aquí, en la Comarca. ¿Qué hacemos con ellos? De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, tendrían que ser detenidos y deportados a su país, sin ninguna consideración ingresarlos a la cárcel municipal para después expatriarlos, mientras tanto, serán extorsionados, violados, golpeados y asaltados ante nuestra mirada indiferente. Siempre lo he dicho y lo seguiré defendiendo, si desarrollamos globalmente el valor de la solidaridad, las cosas cambiarían de manera drástica. Multimedios y Milenio Laguna lanzaron una campaña (De pasada), que busca recaudar artículos de primera necesidad para esos miles de centroamericanos que pretenden alcanzar el Sueño Americano, ellos están en la región de paso, necesitan comida, calzado cómodo, pequeños botiquines, mochilas. Tengamos por seguro que las autoridades hacen su trabajo con o sin esta campaña, lo interesante es que, con el apoyo de los laguneros, tendrán remanso en el tortuoso viaje que emprendieron. 



angel.carrillo@multimedios.com