Vertebral

Las “experiencias” de Xcaret y Coconal

Ayer, en la emisión matutina de Milenio Televisión informé sobre las reacciones que habían generado dos empresas mexicanas ante las amenazas del magnate y Presidente Electo de los Estados Unidos, Donald Trump.

Las firmas mexicanas en cuestión, Experiencias Xcaret y Compañía Contratista Nacional (Coconal) anunciaron en sendos comunicados que circulan en las redes, la decisión de suspender las compras de autos Ford ante la cancelación de una armadora en San Luis Potosí: “Nos vemos en la penosa necesidad de informarle que a partir de la fecha nuestra empresa (en el caso de Experiencias Xcaret) no adquirirá ningún vehículo de esa marca” mencionó el escrito.

Coconal hizo lo propio: “Lamentamos que la empresa automotriz que dignamente representa en México y de la cual tenemos las mejores opiniones, haya tomado la desafortunada decisión que hoy nos obliga a suspender nuestras relaciones comerciales”.

A mi juicio, se trata de una manera muy digna de responder ante las intimidaciones que ha lanzado Trump a las empresas estadunidenses que decidan invertir en nuestro país, al tiempo es una postura sumamente enérgica que, evidentemente repercutirá en las finanzas de la automotriz.

Me gustaría ver ese mismo carácter en las posiciones que ha fijado el Gobierno de Enrique Peña Nieto, porque nuestro país tiene manera de presionar a Trump: Aquí detenemos altos flujos migratorios de Centro y Sudamérica, aquellos que buscan el ya no tan esplendoroso “sueño americano”, por antonomasia hemos sido un “dique” de contención para los cárteles de la droga, la mano de obra y costos de producción baratos y sumamente calificados.

Y para nada estoy convocando a una insurrección, sé perfectamente que las empresas acuden a donde mejor las tratan, en donde encuentran mejores condiciones para instalarse y desarrollarse, pero creo que es fundamental ser solidario y congruente, mucho le ha aportado México a la expansión de varias firmas trasnacionales.

La llegada de Luis Videgaray como Canciller no es más que un gesto de sumisión del Gobierno Federal ante los disparates del Presidente Electo Trump, las pocas y débiles declaraciones que ha hecho Peña en torno al caso refieren a que los mexicanos no vamos a pagar el muro fronterizo, que el Tratado de Libre Comercio no está a discusión y que negociará la relación con Estados Unidos... En definitiva, siento que la Presidencia de México no está defendiendo nuestra soberanía, no está corriendo riesgos en materia diplomática.

Sin la menor intención de “levantar ámpula” creo que cuando alguien “te canta un tiro”, hay que dárselo, así, sin más ni más... ¿Prehistórico? ¿Intolerante? póngale el adjetivo que mejor le plazca, eso es lo que creo, esa es mi opinión y mi forma de ver las cosas.

Habrá que esperar las reacciones de los empleados estadunidenses de Ford, cuando la empresa regrese sus operaciones a Ohio o Michigan y les informen que ganarán 10 dólares diarios (ocho horas), cuando las cotizaciones salariales en el vecino país son de mínimos de ocho dólares por hora. 



angel.carrillo@multimedios.com