Vertebral

Los amigos de Roberto

La apertura y educación que mostró José Riestra (Vicepresidente de Santos Laguna) en la comida a la que fuimos convocados (Marcela Moreno, Walter Juárez y un servidor) nos dejó excelente sabor de boca, por fin tendríamos un contacto real dentro de la institución para fines estrictamente informativos.

El sinsabor volvió semanas después con la selectividad de los integrantes del equipo de Pepe.

Me había reservado los nombres para no personalizar las graves fallas de comunicación que padece Santos. Llegó al club un colombiano con un extraordinario currículum que “sanearía” las relaciones con los medios de comunicación... Pareciera que el problema está “enquistado” y “extirparlo” no será tarea fácil.

Resulta que el pasado martes, el entrenador de los Tiburones Rojos del Veracruz, Carlos Reynoso anunció que los santistas Bryan Rabello y Javier “El Chuletita” Orozco formarían parte (en la siguiente temporada) del equipo que dirige. La noticia impactó casi de inmediato en la Comarca Lagunera, sin embargo no hubo confirmación de Santos.

Horas después, el periodista lagunero Alberto Ruiz (corresponsal de Medio Tiempo) publicó en su cuenta de twitter: “Rabello sale pero no a Veracruz. Info de última hora. Confirmado” y minutos más tarde remataría: “En breve sale el comunicado oficial...” y con una seguridad casi profética, Santos (de manera sincronizada con los dichos de Alberto reafirmó la noticia en su cuenta de Twitter, Rabello no iría a al Veracruz, su destino era Pumas de la Universidad, Chuletita sí a los Tiburones.

Alberto obtuvo la información (certera por supuesto) desde las “tripas” de Santos y tan reales fueron sus predicciones, que el club envió su comunicado (pero nada más lo obtuvo de primera mano Alberto Ruiz), ningún otro medio la consiguió, eso me lleva a pensar que hay un “Club de Toby” dentro de la institución guerrera.

Roberto Fernández (diezmado de sus encomiendas en Comunicación Social del equipo) filtra información a un selecto grupo de reporteros (al menos es mi hipótesis) y está bien, lo único es que después no se aceptan reclamaciones de los puntos de vista que se generan por parte del resto de la prensa local (incluido Grupo Multimedios con radio, televisión, prensa e internet), no se vale que los directivos argumenten “malos entendidos” y que asuman culpas que realmente no están asumidas. Ahí tienen un severo conflicto de intereses, de egos y de falta de visión que nadie ha detectado, ni el colombiano asignado a desarrollar estrategias de comunicación, Guillermo Montoya y mucho menos José Luis Cotzal (otro miembro de la directiva) que al verse increpado por algunos reporteros y editores sobre la nota filtrada “le echó la paleta” al Vicepresidente del club, Pepe Riestra: “El que le dio la nota a Beto fue Pepe”.

Sí, me queda claro, es un teléfono descompuesto (un desmadre dirían en mi rancho), hago patente lo que aseguré algunas columnas atrás: Nunca voy al estadio, soy “villamelón” y la verdad no estoy interesado (a pesar de que el Santos rebasa la frontera de lo deportivo para convertirse en un fenómeno social) en un dialogar con personas que (insisto) buscan beneficio personal por encima de las instituciones para las que laboran, no estoy interesado en la práctica del favoritismo periodístico porque, si me pregunta, Multimedios, hoy por hoy es el conglomerado de plataformas con más éxito en la región... Le pese a quien le pese, en fin.

Espero que le vaya bien al equipo, espero que aprendan de las experiencias negativas, espero que no caigan en el descenso (porque nos perjudicaría a todos) y espero encontrarme a un “buen amigo” dentro de Santos que me pase los chismes y las novedades.


angel.carrillo@multimedios.com