Vertebral

La Sedesol de ¿Las mujeres?

Me queda perfectamente claro que las mujeres forman parte fundamental de cualquier círculo social, económico, político y nuestro país se empeñó, por décadas (debido a su idiosincrasia machista), en relegarlas, maltratarlas, ignorarlas y vapulearlas. Las instituciones poco a poco comienzan a tomar en cuenta la postura y circunstancias de las mujeres, desafortunadamente algunas instancias públicas asumen el compromiso de la “inclusión” más por mero trámite que por comprensión y entendimiento.

Hace algunos días platicábamos con el Delegado de la Sedesol en Durango, Isaías Berúmen Aguilar y resulta que todos, todos los programas de la secretaria (de la que es titular) están dirigidos a las mujeres, a las jefas de familia, al seguro de vida de las amas de casa, ninguno de esos subsidios amparan a los hombres y no es que me ponga machista a estas alturas, pero si al gobierno le interesa “tanto” la mujer (como sector vulnerable), tendría entonces que revisar minuciosamente el sistema penal de nuestro país (por principio), aquel que por huecos legales, palancas y argucias de los abogados terminan por hundir casos de mujeres maltratadas, violadas y sobajadas, en una “pila” de expedientes dentro de los juzgados.

Conozco casos cercanos de hombres que por venganza dejan a sus mujeres en “la calle”, al cuidado de sus hijos, con la responsabilidad de llevar un hogar “a cuestas” y todo esto ante la complacencia de jueces, ministerios públicos, peritos y lo peor, ante “la vista gorda” de delegados y delegadas de dependencias como la Secretaría de las Mujeres, la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia, esos hombres y mujeres que deberían velar por la justicia y la equidad de roles, pero no, en lugar de contar con jueces imparciales y órganos de seguridad capacitados para atender cualquier tipo de contingencias en materia familiar, tenemos programas que “asisten” a las jefas de familia con una cantidad mensual.

Nadie en la Sedesol está pensando en que el seguro de vida lo requerirían también los hombres, aquellos que sí se encuentran inmersos en una vida familiar, el apoyo a madres solteras, cuando también existen hombres que se hacen cargo de sus hijos luego de que mamá se fue o murió.

Definitivamente hay en este país, miles y miles de mujeres en situación de riesgo, que lo han perdido todo (incluso su dignidad y seguridad) y el gobierno está obligado a establecer mecanismos de apoyo para impulsarla (ojo, para impulsarla, no para solucionarle la vida), pero también hay hombres en sus mismas circunstancias y dependencias como ésta (Sedesol) tiene un llamado, desde su origen, a mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos, todos.

Entonces ¿Somos iguales o no? 


angel.carrillo@multimedios.com