Vertebral

Pobres

Movido por la frustración y el recelo del grupo que ostenta el poder en el PAN de Coahuila, el polémico Rodolfo Walss Aurioles estaría aceptando, esta misma semana, la invitación de Movimiento Ciudadano para convertirse en su candidato a diputado local por el distrito IX.


Definitivamente Walss Aurioles tiene aceptación entre el electorado, se trata de un hombre aguerrido, carismático, fiscalizador, que ofrece “show” (propio de la oposición), sin embargo fueron las circunstancias las que lo llevaron a desgastar  su trinchera  al interior del PAN, cuando se difundieron algunas grabaciones en las que presuntamente Walss trata de establecer una alianza con el ahora senador Luis Fernando Salazar. En esa conversación, Walss crucifica a otros panistas con los que tuvo relación laboral y de amistad.


Rodolfo juró venganza, juró destapar una cloaca (nunca lo hizo por cierto) de la que, literalmente, saldría “materia fecal”. La declaración puso a temblar a más de uno, entre ellos a Jesús de León y no precisamente porque tuviera alguna situación oscura qué ocultar, simplemente el temor fundado en que lo que Rodolfo diría de otros, por su cercanía, iba a terminar por afectar sus intenciones por ganar la alcaldía de Torreón.


No se sintió respetado, ni incluido y ahora se encuentra en la antesala del exilio, Rodolfo debe tomar en cuenta que el partido pesa, que la elección la disputarán dos escudos solamente, que Movimiento Ciudadano es un escaparate para refugiados, Raúl Sifuentes verbigracia. Si acepta la oferta de Movimiento morirá políticamente, debe analizarlo y luego asumirlo.


Surge una duda: No hay nadie que lo detenga, no existe algún personaje conciliador en las filas de Acción Nacional que pueda hablar con Rodolfo y convencerlo de que se quede, de que es importante mantener figuras como la de él... pareciera que no.


Si no sucede otra cosa, el PAN en Torreón le apostará a una figura poco popular y carismática, pero sí seria y respetable, Luz Natalia Virgil y junto a ella, el PRI se inclinará por Luis Gurza Jaidar (el ex panista que experimentó en carne propia el desdén del blanquiazul), un cuadro muy peculiar, tres panistas en la contienda, dos de ellos resentidos y con los colmillos afilados... Pobre Natalia, la expondrán, pobre Rodolfo, se va a ir y nadie lo va a detener.


angel.carrillo@multimedios.com