Vertebral

Mario Robles: Preséntese con César y evite futuros “osos”

Una vez que concluyeron las campañas electorales puedo afirmar que, para la “chiquillada”, un partido político es un juego de niños. El pasado sábado tuve la oportunidad de platicar con Jesús de León y César Marcos Wong, los próximos diputados plurinominales, que harán “contrapeso” a la mayoría priista en el Congreso de Coahuila. La historia de Chuy ya la conoce, dos veces candidato del PAN a la alcaldía de Torreón... “Ya se merecía algo”, dirían algunos cercanos al círculo rojo de Guillermo Anaya, otros opinan que lo “martirizaron” y que fue más allá con su pase directo al Congreso, lo cierto es que Chuy es uno de los pocos cuadros de Acción Nacional en Coahuila, con buena imagen.  César Marcos Wong, forma parte de la familia “propietaria” del PRD en La Laguna, hermano de Emilio Bichara Marcos Wong, ex alcalde de San Pedro y de Marcela Marcos (quien también contendía por un sitio en la siguiente legislatura local), total, en la familia tenía que quedar.  En medio de la entrevista, se me ocurrió preguntar a César Marcos, el nombre del dirigente del PRD en Coahuila... Por supuesto “tragó pinole” y simplemente no supo.  No estoy seguro si debo escandalizarme por el hecho de que un político no tenga claro el nombre de su líder.  En términos empresariales, el ignorar el nombre del jefe o patrón, resultaría desastroso para la imagen de una corporación, imagínese usted si alguien, algún día me preguntara el nombre de mi jefe o patrón y yo no supiera qué responder, qué pensaría de mí, qué pensaría de mi empresa, seguramente no habría parámetro de confiabilidad para juzgar la situación.  Es igual con los políticos... Que alguien me diga cómo medir la cara de Marcos Wong cuando le pregunté el nombre del “tatamandón” de su partido en el estado y no supo qué responder, cómo se evalúa que César haya pedido ayuda desesperada a sus acompañantes y que ni ellos lo supieran. Todo el programa estuvimos equivocados mencionando el supuesto nombre del presidente del Comité Directivo Estatal del Sol Azteca. Los “achichincles” de César insistían en que era Mario Molina y no, resulta que el nombre real es Mario Robles Molina.  Lo mismo ocurrió con los candidatos del Partido Progresista de Coahuila cuando les pregunté algo tan básico como el nombre de su dirigente estatal. La diferencia es que el mismo Héctor Acosta (líder del PPC) se presentó conmigo a través de twitter (ojalá y no me vuelva a demandar ante Venustiano Carranza por tan grave ofensa).  Don Mario Robles: De menos, preséntese con César Marcos, su próximo representante en el Congreso del Estado y evítese futuros “osos”. 


angel.carrillo.romero@gmail.com