Vertebral

El Independiente

Por fin conocí a los candidatos que están en la puja por la presidencia municipal de Lerdo. Son dos mujeres, María Luis González Achem, del Partido Revolucionario Institucional, Salomé Elyd de Katsicas, del PAN, y el independiente, Ulises Adame de León. Debo confesar que los tres tienen sus ángeles y sus demonios, tienen sus encantos y sus infortunios, sin embargo son los únicos que han captado mi atención, lo que no ha ocurrido ni con los candidatos a la alcaldía de Gómez Palacio, ni con los que contienden por la gubernatura de Durango. 

Salomé, de Acción Nacional defiende la idea de “devolverle” a Lerdo, su magia de antaño, pretende que todos los habitantes se conozcan, que en las noches las señoras puedan sacar sus mecedoras a la calle para “echarse el chal” con las vecinas, quiere un municipio seguro con cuerpos policiacos confiables, propone la creación de comités ciudadanos que regulen todas las aristas de la administración municipal... Una idea “romántica” que bien pudiera aplicarse en el caso específico de Lerdo. 

La priista María Luisa González Achem sobrevivió a un cáncer de mama gracias a cuidados médicos y a terapias alternativas... tiene muy claro quién la puso en la contienda y a quién debe su carrera política. Se negó a hablar de la realidad que enfrenta el municipio y a la lúgubre guía de Luis de Villa: “Él (de Villa) hizo lo que pudo”. En caso de que resulte ganadora en la elección, quiere regresar los festivales culturales al municipio y además desarrollar denominaciones de origen, es decir, enfocar los esfuerzos en áreas como turismo, las artes y desarrollo económico. 

Y de pronto apareció, el independiente (Es importante que sepa que, en definitiva, no comulgo con “los independientes a modo”, los que se enojan porque no llegaron “a ser” y se autoproclaman figuras mesiánicas)... Ulises Adame de León, llegó acompañado de una persona, contrario a sus adversarias que llegaron a Multimedios, con un séquito detrás. No me quedan claros los antecedentes del ex priista, pero de los tres, considero que es el que tiene una idea realmente clara de cómo debe operar un alcalde y las potencialidades que tendría que desarrollar para lograr sacar adelante a un municipio tan vapuleado como Lerdo. 

Adame de León le apuesta a fomentar el campo lerdense para luego convertirlo en un proveedor natural para el cada vez más demandante sector alimentario mexicano, según cifras conservadoras, México importa más del 40 por ciento de sus consumos agroalimentarios y Lerdo “podría”, dijo, apuntarse como suministrador. 

La única triste coincidencia de los tres fue que, justamente en el campo, la gente ya no tiene esperanza: “Así estamos bien... Ya no le mueva”... Así piensan miles de personas que habitan los ejidos de Lerdo... Triste realidad. 


angel.carrillo@multimedios.com