Vertebral

Fe de erratas

Creo que se enojó el líder del Partido Progresista de Coahuila, Ing. Héctor Acosta Almanza por la columna que publiqué el domingo pasado en estas mismas páginas, envió una carta en la que busca una “disculpa pública”, de lo contrario emprendería “acciones legales”.

“Estimados señores:En mi carácter  de apoderado legal del PARTIDO PROGRESISTA DE COAHUILA (APE). Tengo a bien dirigirme a ustedes para que se publique FE DE ERRATAS Y DISCULPAS PUBLICAS, a nuestro Instituto Político y nuestros candidatos  de los Distritos de Torreón 6, 7, 8, 9. Que estuvieron presentes en la mesa  de diálogos con el periodista Ángel Carrillo, en los términos que exigen nuestras leyes de buen gobierno. Por considerar denostantes y faltas de profesionalismo y ética, su comportamiento a  lo escrito de la columna publicada el día 22 del presente. Consideramos irreparable el daño causado a nuestro Instituto Político, legalmente constituido y de real oposición, de ideología de izquierda. Lamentamos que la conducta del reportero C. Ángel Carrillo demuestre ignorancia del ámbito político y aun así se le dé esa encomienda en donde solo yerros tendrá asegurados. Exigimos que a la brevedad, sea enmendado el error y las disculpas públicas personales sean enunciadas, o  nos veremos en la necesidad de emprender acciones legales en contra de su empresa editorial.LEY sobre delitos de imprenta, expedida por el C. Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Encargado del Poder Ejecutivo de la Nación. El C. Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Encargado del Poder Ejecutivo de la Nación, con esta fecha se ha servido dirigirme el siguiente decreto: VENUSTIANO CARRANZA, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista y Encargado del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos Mexicanos, en virtud de las facultades de que me encuentro investido”.

Mi muy estimado Héctor, cualquier aclaración en este sentido, recomiendo (y a su vez recomendación del querido Edgar Salinas), recurrir a Pancho Villa para que hable con el señor Venustiano Carranza e interceda al respecto. Un buen canal de intermediación pudiera ser el general Felipe Ángeles que hace aproximadamente 100 años se encontraba con su jefe Villa tomando Zacatecas… ¡Ah! Y si los próceres vivieran, volverían a morir después de ver en lo que un grupo de “pillines”, convirtieron la “política demócrata mexicana”. Fe de erratas publicada, servido Héctor.  


angel.carrillo@multimedios.com