Vertebral

El Centro está en riesgo

El sistema de drenaje en el centro del municipio de Lerdo está a punto de colapsarse. Esa afirmación no la hago yo, la hizo el propio titular del Sapal, Jesús Mario Castrillón durante una entrevista en el Telediario Matutino de Multimedios Televisión. “Está usted consciente de lo que me está diciendo”, le pregunté... el funcionario municipal lo reafirmó: “Sí, el sistema de drenaje no es de cobre, es de barro y los líquidos han deteriorado el canal hasta deshacerlo”.  Entonces la deducción inexperta nos llevaría a pensar que las aguas negras del primer cuadro del municipio están circulando por un conducto inadecuado, permitiendo filtraciones al subsuelo y generando un problema de salud para los habitantes de ese sector. El titular del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado lo confirmó, efectivamente se están presentando todos esos conflictos, sin embargo los estamos remediando (respuesta política) gracias a la intervención del alcalde Luis de Villa, quien ha ordenado la introducción de nueva tubería.El tema no debe tornarse político en ningún sentido, la “atinada” intervención del alcalde (en terrenos “muy prácticos” debe quedar en último plano) tendría mérito, si todas las dependencias estuvieran coordinadas “por” el presidente municipal. Está más que claro que el ayuntamiento actual está exento de culpas en relación al desgaste de la tubería del primer cuadro de la ciudad, pero que el titular del Sapal lo “cante”, a través de un medio de comunicación como si se tratara de la hazaña del siglo... Considero que ahí mismo radica la falla dentro del gobierno de Luis de Villa: Ninguno de los funcionarios se habla con el otro, y los funcionarios, a su vez, no privilegian la figura del alcalde. Una vez que Chuy Mario alertó sobre la contingencia, fuimos a constatar con los vecinos de la Aquiles Serdán, Rayón y Donato Guerra, los dichos del titular del Sapal, quien aseguró que los habitantes del sector en riesgo estaban perfectamente enterados de las medidas que deberían tomar para evitar un incidente de mayores consecuencias.  Los entrevistados no tienen idea de que el drenaje que se ubica debajo de sus viviendas no existe, desconocen que el polvo que se introduce a sus casas, está contaminado por heces fecales, estas personas no han sido alertadas sobre un eventual hundimiento, que por más leve que se pudiera presentarse , afectaría la estructura de sus viviendas y “pa’cabarla de amolar”, ni el Doctor Luis Araujo, ni Vicente García (los directores de Salud y Protección Civil respectivamente) se dieron por enterados. Al finalizar la entrevista con Jesús Mario Castrillón, se acercó conmigo el director de Comunicación Social, Alejandro Ramírez para “pasarme” el teléfono del alcalde Luis de Villa, ya que había una “plática pendiente”... Claro alcalde, cuando guste, le paso mi teléfono “Inbox”, ahí nos ponemos de acuerdo.   


angel.carrillo@multimedios.com