Voces Ibero

El papel del historiador

La historia es la ciencia cuyo objetivo es estudiar hechos del pasado dignos de memoria, averiguar cómo sucedieron para interpretarlos objetivamente y poder narrarlos.

El libro Cultura y pasado, consideraciones en torno a la escritura de la historia (Universidad Iberoamericana Torreón – Universidad Autónoma de Coahuila, 2014, 125 pp.) deSergio Antonio Corona Páez (Torreón, 1950), presenta al lector una metodología clara a seguir cuando se pretende realizar la función de historiar.

En este texto el autornos invita a conocer un esquema para construir la historia, desde la investigación minuciosa, sustentada en el método científico y desde la solidez del trabajo académico que distingue aCorona Páez.

El libro se divide en 4apartados. En el primero sienta las bases de lo que significa la historia y cómo puede estudiarse, en palabras del propio escritor, “todo lo que cambia pudiera ser historiado, ya que la historia consiste precisamente en dar cuenta del cambio”. El segundo nos habla de la relación de la historia con otras ciencias sociales, donde se hace hincapié que la historia equivale al pasado documentado, el cual vemos a través de los ojos de los historiadores.

La parte medular del libro, equivalente al tercer espacio, nos presenta un esquema metodológico inicial de la investigación histórica, pues tiene como propósito comprender la problemática que implica analizar y escribir textos de carácter histórico. El último capítulo es dedicado a algunas abreviaturas usadas en el castellano antiguo. Como colofón, en el anexo, el autor nos regala varios textos que dan cuenta de la aplicación práctica que tiene este material y la forma en que puede ser utilizado por los lectores interesados en la escritura de la historia.

Debemos pues comprender que, para adentrarnos en la escritura de la historia, los hechos poseen contextos que les dan sentido en cada época y lugar.

En palabras del autor “los hechos del pasado no son tan relevantes‘porque fueron’, sino, más bien, por lo que significaron para sus contemporáneos; es por ello que no basta que el historiador nos comunique sus puntos de vista en torno a los hechos del pasado, es fundamental que nos pruebe, de manera razonada e irrefutable, que lo que nos dice es verosímil, de acuerdo a las fuentes de información con las que cuenta”.

En suma, qué bien hicieron estas dos universidades de la Comarca Lagunera en publicar este excelente texto para tener en consideración en la escritura de la historia. 


Andrés.Rosales@iberotorreon.edu.mx