La prueba del ácido

El que se ríe, se lleva... y se aguanta

Diego Sinhue Rodríguez Vallejo renunció hace una semana a su puesto como secretario de Desarrollo Social y Humano del estado de Guanajuato y pasó a la ofensiva al anunciar su intención de ser candidato del PAN a la gubernatura y exigir que los otros aspirantes se manifiesten. Los ataques no se hicieron esperar.

En esto de la política, el que se pone "vivo", léalo en el sentido en que usted decida, se arriesga a ser el blanco de todos los ataques, sean tricolores, verdes, amarillos o morenos, pero los más fuertes van a ser del mismo partido, en este caso, el blanquiazul.

Fernando Torres Graciano, senador aspirante a la gubernatura, puso el dedo en la llaga sobre el uso de recursos públicos y exigió cancha pareja para los aspirantes. Hay otros que operan desde la sombra y cuentan el tiempo para aparecer como una tercera vía, bueno, eso dicen los que conocen las entrañas panistas.

Lo cierto es que esto ya se desató, conforme marcan los tiempos. El campo de batalla está puesto, los rivales están en las diferentes posiciones y también hay espacio para los "sorpresivos" aspirantes que aparezcan.

Por el lado priista se perfilan el senador Gerardo Sánchez, que está puestísimo, su colega Miguel Ángel Chico y ya levantó la mano la ex alcaldesa de León y diputada federal, Bárbara Botello. Yulma Rocha y Javier Aguirre Vizzuett son otros nombres que suenan en la baraja tricolor. Los jugadores están en el tablero y los cañonazos están por retumbar en el panorama político guanajuatense.

Los métodos de selección se tienen que definir proximamente en los diferentes partidos, porque sea como sea, en la política también hay reglas que respetar. Ya ve, ¡cosas de la ley!

Será en los primeros días de octubre cuando los partidos informen al IEEG sobre sus procesos internos, mientras tanto los enfrentamientos verbales, las zancadillas, empujones y los piquetes de ojos serán el pan nuestro de cada día.

En marzo, el IEEG recibirá los registros de candidatos para Gobernador en Guanajuato, hasta esas fechas estará abierta la "temporada de caza" entre los políticos.

La paciencia de los ciudadanos, en cuestión de política, volverá a ser puesta a prueba. El hartazgo es monumental y en esta ocasión vamos a ver qué tanto lodo se lanzan los aspirantes entre ellos, cuestiones del proceso electoral, o gajes del oficio.

Los políticos tienen la piel muy dura y apuestan a la poca memoria de los ciudadanos y con tal de conseguir sus objetivos personales están dispuestos a enfrentar los disgustos de una campaña política y a pagar el precio.

Están muy conscientes de que el que se ríe, se lleva y se aguanta.

andres.amieva@milenio.com