Hurgar con catalejos

Miscelánea o abarrote

La confusión política reinante el viernes 15 de julio 2016 en el Instituto Cultural Cabañas,  pasada la sorpresa,  solo sirvió, para alentar ideas particularmente confusas, se pretendió  llamar reflexión y paradójicamente redujo lo psíquico a lo fisiológico considerando la toma de conciencia como un epifenómeno que tiene capital importancia en la formación de leyendas,  de mitos,  y del lenguaje jurídico mismo.

En México no hay una política cultural, lo cual dio motivo a la Cuarta Audiencia Pública:

“Industrias Creativas y Derechos de Autor”, promovido por La Legislatura Federal, LXIII, en  La Comisión de  Cultura y Cinematografía,  bajo la presidencia  del diputado  Taboada Cortina Santiago, y la secretaría del también diputado Aguirre Chávez Marco Polo, e  integrada por treinta diputados más, sobresaliendo el diputado y la diputada jaliscienses:  Álvarez Maynez Jorge, y Arámbula Meléndez Mariana.

Las ciudades son sitio en el que se expresan con mayor fuerza la desatención a cuestiones sustantivas y elementales de nuestro hacer social. Los forzados intentos de modernización y la idea de desarrollo social, como expresión de progreso se objetivan en el comercio y consumo (el mercado) que encarnan la explotación, el despojo material y sociocultural;  lo subjetivo, la explotación de un sistema de producción, en este caso neoliberalismo, que eleva a la categoría de producto único con valores de negociación, y por lo tanto sujetos a un copyright, a productores artesanos y creativos culturales:  Dejan de ser productores, para ser espectáculo o negocio, cultura sin fines en sí misma, y pasa a ser valor de negociación y no medio de producción cultural.

Lo trágico es que la ciudadanía participa activamente en la acumulación de simulacros sociales, con hipocresía deliberada. Nadie preguntó que hicieron con los recursos del Programa para la Prevención del Delito que benefició a colectivos de gestores culturales afines a la administración municipal pasada, encabezada por el Ing. Ricardo Duarte,  en la Secretaría de Cultura Municipal y hoy Dirección de Ciudadanía. Qué hicieron a los muros del Instituto Cultural Cabañas, revestidos de arlequines,  quién y cómo se pagó ese atentado contra un edificio que es Patrimonio de la Humanidad.

El espectáculo debe continuar, v.g. se pagaron 120 millones de pesos al Cirque du Soleil, para que vengan más y más turistas a visitar, México.

En el mismo tenor, la secretaria técnica de la Comisión de Cultura del Congreso del Estado, Mónica Martínez invitó a todos los directores y dueños de los centros culturales a participar en una mesa de trabajo para la conformación de la Ley estatal, el 29 de julio a las diez de la mañana en el Congreso de Jalisco.

La inversión  no debe ser motivo de audiencia pública, la cultura es campo de políticas públicas, vasto, heterogéneo y misceláneo.

Perdón abarrotero.

@aaperezcas
nevladitos@hotmail.com