Hurgar con catalejos

Reformas y Rezagos

Hay una ineludible relación entre el poder político y el poder mediático, lo curioso es que a pesar de la reforma constitucional en telecomunicaciones y radiodifusión, Televisa junto con T.V. Azteca, siguen teniendo cerca del 94% de las frecuencias de televisión, para hacer lo que mejor consideren y por supuesto ya mimetizados a la rutina, se dedican a multiplicar el escándalo de los maestros de la sección XXII de Oaxaca.

Sería absurdo esperar otra cosa, tanto se habla de nuestros derechos que se les olvida que la gran penetración de los medios electrónicos de comunicación, controla un vasto poder para direccionar las políticas de corto plazo.

En este sentido es útil reflexionar en el reciente paquete de proyecto con el objetivo de alcanzar la “reingeniería del gasto público con el enfoque de presupuesto base cero”, que propone a los diputados recortar veintiséis por ciento de los programas federales para el año 2016.

402 mil millones de pesos se pretenden eliminar en el rubro de educación y cultura, mismos que de acuerdo a lo comentado por la propia Secretaria de Hacienda forma parte del fondo de aportaciones para la nómina educativa (FONE) del gobierno federal y el cual va a redirigirse a otro programa  que  coadyuve a consolidar la reforma educativa con todos los programas de infraestructura de la Secretaría de Educación Pública.

Pareciera ser que hay, al menos, un consenso básico respecto de los fines últimos, los mínimos indispensables que toda educación de calidad debiera alcanzar, a saber: a) una oferta disponible; b) servicios que además de estar disponibles, cumplan con ciertas características básicas, que permitan ser aprovechados por las personas; c) una oferta pertinente y relevante con independencia de la población que se atienda y d) el logro educativo.

Invertir en la educación hoy es más importante que nunca, ya que permitirá responder a los cambios demográfico y tecnológico que están teniendo efecto en los mercados laborales. Los indicadores de este año revelan que la crisis económica reciente afectó principalmente a los jóvenes con un  nivel de educación bajo, generando un aumento de cerca de cinco puntos porcentuales de la tasa de desempleo entre los jóvenes  que no completaron los estudios de preparatoria. La situación de los jóvenes de 15 a 19 años afuera del sistema educativo es aún más preocupante, ya que cerca del 45% estaban desempleados o  no formaban parte de la fuerza laboral.

Así lo revela el Panorama de la Educación 2014, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que advierte que el mercado del trabajo en México favorece más que en otros países, a aquellos con pocos estudios.

Tan es así que las tasas de empleo entre los mexicanos tienden a estar por encima del promedio de la OCDE para personas con un nivel educativo por debajo de la enseñanza media superior, pero por abajo del promedio para personas con niveles más altos.

nevladitos@hotmail.com

http://twitter.com/aaperezcas