Hurgar con catalejos

'Razones'

A menudo es difícil entender qué significa la consigna de lo pluricultural, especialmente cuando se pretende dar un sentido práctico concreto, en el corredor cultural, a las nociones de asincrónia y marginalidad.

El gobierno federal firmó hace veinte años los acuerdos de San Andrés Larrainza, ¿para qué?

Opresión, marginación y desprecio son el día a día, y en los hechos, la práctica de las culturas indígenas queda reducida a un logo que adorna las oficinas y los edificios, donde las instituciones venden los recursos no renovables de nuestro país, en cumplimiento de un candoroso optimismo.

Esta tendencia acabaría eliminando las tradiciones locales como reservorios de identidad. Las culturas tradicionales (llevan ese apellido a causa de la marginación impuesta) chocan con boon reformista que reforzó la vigencia del mito de la sociedad igualitaria.

El pasado 21 de febrero, se celebró, el día de las lenguas maternas. Con tal motivo platique con el maestro Hauweme Medina, docente de educación indígena asignado a Mesa del Tirador, quien estudió maestría en la Universidad de Baja California. Me recordó, que gracias al movimiento zapatista del 1 de enero1994, se ha logrado que el gobierno federal ponga los ojos en las comunidades indígenas: decir Tuapurie, Nariwaneta, Tekata, ahora es más fácil; estos lugares junto con la Isla de los Alacranes, son lugares sagrados, y representan p arte de los cuatro puntos cardinales en el Tsikuri (ojo de dios) de nuestra cultura. La mayoría de las familias Wixaritari hacen peregrinaciones para depositar ofrendas con música, danzas. Hacen ofrendas con sus propias manos y de acuerdo a la leyenda de los abuelos: Watakame (desmontador de árboles) tumbó de esta isla el árbol de zalate para construir una cano, la que lo salvó de la gran inundación junto con una perrita negra que se transformó en la primera mujer, madre de la humanidad.

En las Comunidades de San Sebastián Teponahuastlan,  Santa Catarina Coexcomatitlan, mediante asambleas de comuneros se habla, ya, ante las instancias correspondientes de las consultas para convertir en patrimonio cultural de la humanidad estos lugares.

´Uxate (don Benjamín) uno de los mayores de Tuapurie, comentó que la comunidad siempre está muy unida y en casos como la problemática en Wirikuta, con la minera canadiense en Real de Catorce San Luis Potosí, además de contar con el apoyo de los hermanos indígenas de todo México, han encontrado receptividad y eco a sus demandas en cortes internacionales.

Lo que falta, o la falta de participación de individuos y grupos en aquellas esferas de la toma de decisión, podía referirse a conflictos de origen económico, y tienen expresión en el modelo normativo idealizado en busca de desarrollo, que no es otra cosa, que la explotación sin control de los recursos naturales de nuestra comunidad.

Más vale tener en cuenta que el tema no está, como dirían algunos libre de valor, o valores.

Siempre se cuestiona. Aunque en los hechos, siempre queda la sensación de que falta escuchar mínimamente a los habitantes de estas comunidades.

twitter@aaperezcas
nevladitos@hotmail.com