Hurgar con catalejos

Poetisistas y la generación de la guerra sucia

La propaganda, la publicidad, las querellas sobre la función de las ideas y el papel de los escritores, han estado ausentes de la feria municipal del libro de la otra hora, Perla de Occidente, Atenas de América y hoy triste y herida capital del estado de Jalisco. La feria, que se realiza alrededor del Ayuntamiento de Guadalajara desde 29 de abril hasta el 15 de mayo, tiene contemplada la participación de 197 escritores, lectores, artistas e invitados en estrado, 48 actividades de la Asociación de Libreros de Occidente A.C, 39 actividades recibidas por instituciones, editoriales y asociaciones, y cinco ciclos especiales. En las 87 actividades divididas en los bloques: libros para niños y jóvenes, no ficción y poesía y ficción existe una novedad; actividades para difundir la riqueza y diversidad de libro, pensando en la calidad bibliográfica de textos que no son literatura. En este bloque se concentra la mayor parte de las actividades, y en ella se encuentran varios conversatorios entre especialistas, uno sobre música, fe, política, comida o cultural LGBT, e incluso sobre maneras de ser bibliófilo. En este bloque también se encuentra el primer Ciclo de Crónica y Periodismo Narrativo, coordinador por la escritora Carmen Libertad Vera, en contraste con esta explosividad semántica y montaje narrativo e intertextual que permea la densidad referencial asociada al discurso autócrata de quienes privilegian ciertas visiones del mundo –su mundo- sobre otras.

La persistencia de quienes escriben al margen de las comunidades prestigiadas en el centro y fuera de éste, el surgimiento de voces inusitadas por su capacidad crítica y dominio formal crea un sistema de presencia y ausencia que refleja el interés de los grupos en oposición como válidos y viables para fines políticos que deforman las estrategias discursivas de endogrupo (UdG) y los exogrupos que merodean en la feria más antigua de México.

Recordamos que Ricardo Castillo, David Huerta, Jaime Reyes tresde los ahora reconocidos como indispensables en la poesía nacional, publicaron sus primeros libros antes de cumplir 25 años, se entenderá el reto de los poetas, jóvenes para sacar adelante su vocación con un mínimo de presencia en el medio.

Esperamos que nuestra lectura contribuya a reconocer ese "pequeño paraíso" con el que soñó Voltaire, en donde los moradores de otra casa en el horizonte estén dispuestos a compartir la misma habitación imaginaria, el mismo espacio de diálogo en el que habite la poesía.

@aaperezcas/nevladitos@hotmail.com