Hurgar con catalejos

Educación Intercultural un reto pendiente en Jalisco

Asistí al X Encuentro de Investigadores de la zona Norte de Jalisco y Sur de Zacatecas, celebrado en Colotlán, Jalisco, los días 17 al 19 marzo del presente año.

Aquí presento algunas de las reflexiones más sentidas expresadas en el Centro Universitario del Norte, y aprovecho para agradecer las atenciones del Mtro. Gerardo Alberto Mejía Pérez Rector del Centro Universitario y del Dr., Héctor Cuellar Hernández Secretario Académico y al Mtro., Javier Ramírez Romo, coordinador de la mesa de cronistas.

La educación intercultural es un desafío pedagógico que se encuentra, en estos momentos, ante la necesidad de encontrar caminos que permitan su realización práctica y coherente. Así pues, resulta obvio señalar que para atender a cualquier propuesta educativa de carácter intercultural, es necesario atender a los objetivos de la educación intercultural, y de manera más concisa, determinar cuáles serían los propósitos fundamentales de las escuelas interculturales, entendidas como instituciones educativas preocupadas y ocupadas en emplear pedagógicamente la diversidad cultural como oportunidad y riqueza.

En este sentido, la educación intercultural viene definida precisamente por la propia realidad multicultural de los contextos educativos, es decir, por la presencia de personas de orígenes culturales diversos, tanto en nuestra sociedad como en la propia escuela. En el caso concreto de lo que ha venido a denominarse escuelas interculturales, abordar la diversidad cultural se plantea como una iniciativa o guía pedagógica ineludible, y en ningún caso como una lacra o elemento perturbador de la vida escolar cotidiana.

¿Cómo definimos a la identidad social? mínimamente, está expresión se refiere a los modos por los cuales los individuos y las colectividades son distinguidos en sus relaciones sociales con otros individuos y colectividades. Es la creación sistemática y la significación, entre individuos, entre colectividades, y entre individuos y colectividades, en relaciones de similitud y diferencia, considerándolos –como pueden ser -  juntos, similitud y diferencia son los principios dinámicos de la identidad, el corazón de la vida social.

En México, preferimos el concepto de interculturalidad antes que el de multiculturalismo que se utiliza más bien en los países anglosajones. Ambos conceptos designan una situación de diversidad cultural importante y la existencia de grupos provenientes de matrices culturales diferentes que tienen dificultades para lograr la convivencia. Mientras el término “multiculturalismo” pone el acento en la diversidad, el de “interculturalidad” se centra más en las relaciones mutuas entre quienes son diferentes. Por otro lado, el multiculturalismo – por el sufijo “ismo” utilizado – se presenta como una postura filosófica, o como un proyecto político o ético. En cambio, no se suele utilizar un término equivalente, como el de “interculturalismo”, para designar en el mismo  sentido un proyecto que pone el énfasis en la construcción del diálogo entre representantes de culturas diferentes.

 Espero contar con tu atención para la próxima cita en Milenio Jalisco.

nevladitos@hotmail.com

http://twitter.com/aaperezcas