Ojo por ojo

"Prohibido amar"

Estamos de acuerdo en que el final de Secretos de familia fue una mugre, ¿verdad?

Digo, para no perder el tiempo con una historia de dejó ir la oportunidad histórica de multiplicar el fenómeno económico y social de una obra tan maravillosa como Brothers and Sisters.

Mejor hablemos de Prohibido amar, el melodrama seriado que entró en lugar de esa telenovela, en Azteca 13, de lunes a viernes a las 20:30.

¿Qué le puedo decir de esta producción de Rafael Urióstegui (Mujer comprada)? Que tuvo un arranque interesante, con tendencia hacia lo positivo, pero nada más.

¿Por qué nada más? Porque a pesar de que le encuentro muchas cualidades, del capítulo uno al dos cometió el error de mostrar muchas inconsistencias dramáticas, de dirección y actorales.

Y si así fue del capítulo uno al dos, no me quiero imaginar lo que va a pasar aquí cuando lleguemos al capítulo 200. Va a ser otra historia, lo mismo de siempre.

¿A qué me refiero cuando le hablo de inconsistencias? A detalles como éste:

No puede ser que en el capítulo uno tengamos a un hombre como Ignacio (Fernando Ciangherotti), muy sensible ante la noticia de que está enfermo y, por lo mismo, muy lleno de culpas y muy consciente de que debe ser cariñoso con Gabriela (Rossana Nájera), su esposa.

Y que en el capítulo dos, después de haberla decepcionado con la noticia de que embarazó a otra mujer, le haga una escena de celos entonada en el peor de los villanos por el simple hecho de verla platicar, así nomás, platicar, con otro hombre.

Igual, tú no puedes plantear a un personaje muy maduro, muy entrañable y muy sabio, como Mauricio (Fabián Cores), secretamente enamorado de Gabriela y, al capítulo siguiente, ponerlo a hacer comedia después de ver a una fotógrafa muy guapa.

O es maduro o es inmaduro, o ama a Gabriela o anda de caliente.

No y ni hablemos de la manera tan insólita como Guillermo (Eduardo Arroyuelo) regresó de Londres para meterse como si nada a la oficina de su papá, tener acceso a los archivos más íntimos de la computadora de éste y ser recibido inmediatamente por un doctor que le suelta toda la sopa de la enfermedad, porque entonces sí nos deprimimos.

Aquí, o no hubo supervisión literaria, o no hay un director de escena con autoridad o los actores se mandan solos y eso, para uno como espectador, es frustrante.

¿Qué caso tiene abonarse durante meses a una historia que a los dos días se traiciona? ¡Qué caso!

¿Pero sabe qué es lo más impresionante de Prohibido amar? Que de las tres telenovelas de producción propia que Azteca tiene al aire, ésta es la mejor. ¡Cómo estarán las otras!

¿En qué me baso para decirle esto? ¿Cuáles son esas cualidades de las que la hablaba hace rato?

Uno, el título. ¿Puede haber algo más fuerte, pero al mismo tiempo romántico, que Prohibido amar?

Dos, la historia original de esto es una joya. Es La sombra del deseo, de Colombia. ¿Se acuerda de ella? ¡Era genial!

Tres, aquí tenemos un reparto de casi puras primeras figuras de la series, el cine, el teatro y las telenovelas como Iliana Fox, Ana Cioccetti, Hernán Mendoza, Ari Telch, Fernando Ciangherotti y Andrea Martí.

A ver, dígame que alguno de ellos es malo. Dígame que alguno de ellos no tiene nombre internacional. Dígame que no nos han dado claras muestras de su inmenso talento.

Cuatro, la pareja protagónica es hermosa. Yo siempre he creído que Rossana Nájera es una reina, una estrella. Imposible verla y no amarla. Ya quisieran en muchos países tener una protagonista como ella.

Marco de Paula, por su parte, es un tipazo. No solo está galán, nos ha demostrado que tiene madera, como cuando lo vimos en Rosa diamante.

Cinco, aquí, como en Vivir a destiempo, hay reflexiones muy interesantes sobre el amor, la fidelidad, la vida y la muerte. A mí me encanta eso.

Y seis, sus responsables se gastaron una lana en cuanto a locaciones y producción. Eso, a como están las cosas de acartonadas, se tiene que agradecer. ¿O me equivoco?

Ahora dígamelo usted. ¿Cuáles son las cualidades que le mira a este proyecto? ¿Cuáles, los defectos? Su opinión es la más importante.

Y a todo esto, ¿qué es Prohibido amar? ¿Cuál es la historia? Hombre y mujer que vienen de malos matrimonios, se enamoran y desencadenan la ira de sus enemigos.

¿Y cuál es la nota? Que sus adaptadoras son las actrices Carmen Madrid (A corazón abierto) y María Renée Prudencio (Mirada de mujer), y la dramaturga Ximena Escalante (Tennessee en cuerpo y alma).

Cuando los actores escriben, siempre pasan cosas buenas, y cuando escriben al lado de alguien como Ximena, más. Imagínese lo que podrían llegar a construir.

En resumen, aquí están los ingredientes de una buena telenovela. ¿Cuajarán? ¿Se aprovecharán? ¿Se desperdiciarán?

Vamos a verlo. La vida está llena de sorpresas y Prohibido amar podría ser una de ellas. ¿A poco no?