Ojo por ojo

Cinismo

Qué cínico es Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla. No puedo creer que el país esté pasando por una auténtica avalancha de estímulos noticiosos y que él nos quiera imponer su campaña de promoción personal.

¿A quién le importa si el señor está inaugurando obras cuando hasta el gobierno de Estados Unidos se quiere meter en Michoacán de tan grande que es el escándalo que está ocurriendo ahí?

¿En qué cabeza cabe que usted y yo dejemos de aterrizar en las reformas y de asimilar algo tan delicado como la geolocalización, para que nos pongamos a aplaudirle?

¡Esto no puede ser! ¡Es imperdonable! ¿Cuánto dinero se gastó don Rafael en publicidad? ¿De dónde salió esa fortuna?

¿Por qué la ley se lo permite? ¿Por qué se lo permite justo ahora que el gobierno de Enrique Peña Nieto está tan preocupado por hacer algo útil con cada peso de las arcas públicas?

No, pero espérese, esto se pone peor. Cuando Manuel Velasco, el gobernador de Chiapas, hizo algo parecido en diciembre, ardió Troya.

Acuérdese, medio México se le echó encima, la prensa le dijo hasta de lo que se iba a morir y hasta el PAN le metió un proceso legal-electoral que tarde o temprano va a estallar.

¿Por qué nadie le está diciendo al gobernador de Puebla ni la mitad de lo que le dijeron al gobernador de Chiapas? ¿Dónde están las críticas? ¿Dónde están las investigaciones?

¡Bueno, ya, el colmo! ¿Por qué el PAN no está reaccionando? ¿Por qué no está inconforme? ¿No que muy apóstoles de la dignidad, la democracia y la justicia?

¡Ah, claro, es que Rafael Moreno Valle es del PAN y Manuel Velasco del Partido Verde y ni modo de echarle tierra a su propia gente!

¿Así de profundos y congruentes son sus valores? ¿Así es como sus miembros esperan que volvamos a creer en ellos? ¿Me río ahora o en 2018?

Sí, yo sé que a lo mejor el gobernador de Puebla, después de haber visto la que se le armó a Manuel Velasco, no atascó con su foto las calles del Distrito Federal, pero hizo algo peor en términos de posicionamiento.

¿Qué? Se despachó con la cuchara grande en otras áreas. Le voy a poner un ejemplo nada más para que entienda el descaro de don Rafael: Canal Fox.

Usted sabe que el canal Fox es uno de los más vistos, de los más influyentes y de los más vendidos en todos los sistemas de televisión de paga no solo de Cholula, sino de todo México, desde Tijuana hasta Cancún.

¿Qué tiene que estar haciendo en Fox, a la mitad de sus series, un spot sobre lo maravilloso, guapo y cumplidor que es Rafael Moreno Valle?

¿A usted que vive en Tampico, en qué la afecta? ¿A usted que trabaja en Minatitlán, como para qué se lo ponen?

¿Sabe para qué? Para que se aprenda su nombre de memoria y para que cuando al señor se le ocurra tirarle a algún otro puesto de impacto nacional, como la Presidencia de la República, usted ya lo tenga ubicado, con etiqueta positiva, y lo prefiera frente a cualquier otro candidato. ¡Para eso!

Y no, no nos hagamos tontos con el cuento de que: “¡Oh, sí! El gobernador contrató el anuncio para Puebla, pero Fox se lo transmitió en todo el país”.

Quienes trabajamos en la industria de la comunicación sabemos que aunque las señales sean nacionales, usted puede contratar a escala regional.

Los anuncios que usted ve en su ciudad no siempre son los mismos que se están viendo en todas las ciudades.

¿Por qué Rafael Moreno Valle contrató así? Y en el remoto caso de que Fox se lo haya regalado, ¿por qué lo aceptó? ¿Por qué lo aceptó sin ponerle una leyenda, muy grande, que dijera “Publicidad válida solo para el estado de Puebla”? ¡¿Por qué?!

Y si esto se le hace grave, ¿qué me dice de la compra de contenidos?

¿Cómo es posible que, con tantas noticias y salvo honrosas excepciones, en muchos de nuestros más influyentes noticiarios y mesas de análisis nacionales, los logros del gobernador de Puebla hayan sido “la nota”?

Y ni modo de echarle la culpa a los jefes de redacción. Se necesita no tener el más mínimo criterio periodístico para privilegiar algo tan pequeño, tan local, nada más frente a la reforma financiera, deje usted frente a los grupos de autodefensa.

Y si ése es su criterio, pues hay que correrlos ya. Le están haciendo un daño al público, nos están desinformando.

Mire, aquí está pasando algo malo, cínico, y no lo podemos dejar ir. ¿O usted qué opina?

¡atrévase a opinar!

alvarocueva@milenio.com