Ojo por ojo

Ahora sí me callaron

Por supuesto que le voy a escribir de los finales de Secretos de familia y Corazón indomable, pero eso será después.

Hoy le tengo que contar de Te quiero, México. Te quiero limpio. Cloralex.

¿Por qué? Porque fue el estreno de ayer y porque se trata de algo verdaderamente importante para la industria de la televisión de este país.

¿En qué me baso para decirle esto? Ahorita lo va a entender. Antes, la anécdota.

Imagínese mi cara cuando me topé, por primera vez, en la programación de Azteca 13, con el spot de una cosa rarísima titulada Te quiero, México. Te quiero limpio. Cloralex, conducida por Gaby Spanic.

¡Me quise morir! Gaby Spanic, la más sobreactuada de las actrices, la menos mexicana, la de La otra cara del alma, conduciendo una especie de México, magia y encuentro, algo así como Reportajes de Alvarado, pero patrocinada por Cloralex.

Me imaginé lo peor de lo peor: a la señora, engolando la voz, haciéndose el símbolo sexual con una botella de Cloralex en la mano y una botella de tequila en la otra.

¡No, no, no! ¿Cómo Gaby Spanic? ¿Con qué antecedentes periodísticos? ¿Con qué credibilidad?

¿Qué onda con el infomercial? ¿Cómo iban a resolver, los responsables de este programa, esta cosa sin hacer el ridículo, sin dejar mal parado a nuestro pobre país especialmente ahora que estamos tan de capa caída? ¡Cómo!

Bueno, pues me tardé en pararme de pestañas que Gaby Spanic y Azteca en callarme la boca.

Te quiero, México. Te quiero limpio. Cloralex es un grandioso programa de televisión, un concepto sano, hermoso y positivo, con una Gaby Spanic haciendo una conducción espléndida y con algo que representa toda una revelación: la parte de la comercialización.

Le voy a explicar: Primero que nada, ubique que esto es televisión abierta, televisión abierta privada nacional, que ahí, las reglas han cambiado y que ahí lo que se busca, sobre cualquier otra cosa, es llamar la atención de las audiencias para hacer negocios.

¿Sabe usted lo que implica hacer este tipo de televisión sin caer en los lugares comunes de lo sucio, de lo morboso, de los violento, de lo corriente, de lo negativo y sucursales anexas?

Los señores de Te quiero, México. Te quiero limpio. Cloralex no solo tuvieron el valor para hacerlo, lo hicieron bien y supieron unir a un gran producto con una gran marca.

¿Resultado? Usted y yo vimos ayer algo fantástico, Cloralex asoció su marca con algo maravilloso, Azteca hizo un buen negocio y al final, todos salimos ganando.

¿Ahora entiende cuando le digo que Te quiero, México. Te quiero limpio. Cloralex es un programa verdaderamente importante?

Ojalá que hubiera más títulos como éste, que más marcas tuvieran la sensatez para patrocinar las emisiones que sí valen la pena y que más canales aprendieran a hacer negocios así, con clase, con dignidad, con valores.

Felicito desde aquí a Azteca por esta iniciativa y, en especial, a la señora Gabriela Spanic.

Por primera vez en mucho tiempo puedo decir que Gaby ha vuelto a ser ese diamante de estrella internacional que era cuando la conocí en los años 90, poco después de que hizo La usurpadora.

Ojalá que siga trabajando de esa manera. Ojalá que me siga callando la boca. Me encanta cuando me encuentro con alguien así. ¡Me encanta!

Luche por ver Te quiero, México. Te quiero limpio. Cloralex todos los domingos a las 16:00 por Azteca 13, le va a encantar.

Y ya que estoy con recomendaciones, hoy le tengo tres que son irresistibles: Tienda de diseño, Grey’s Anatomy y Masters of Sex.

Tienda de diseño pasa este lunes a las 17:30 por Utilísima. Sí, es el famosísimo programa de decoración de Maggie Hegyi.

¿Cuál es la nota? Que se trata de una nueva temporada, que esta emisión es ya un clásico de las tardes y que estos capítulos están de alarido de tan buenos, completos y profesionales.

Se nota la experiencia, se nota que está pasando algo. Véalo, no solo aprenderá y se inspirará, se la va a pasar muy bien. Se lo garantizo.

Grey’s Anatomy. Hoy a las 21:00 por Sony. ¿Qué pasa aquí? Que estamos hablando del estreno de la décima temporada de una de las series más queridas de la televisión internacional. ¿Se la piensa perder?

Masters of Sex. Se estrena esta noche, también a las 21:00, pero por HBO.

Mire, luego le voy a escribir largo y tendido de esta producción. Nomás le voy a decir una cosa: prohibido perdérsela. Es el inicio de algo muy bueno y muy fuerte, tanto como Mad Men o Dexter cuando empezaron.

Es una serie de época sobre una pareja que se dedicó a investigar la sexualidad humana en los años 60. ¡Enorme!

Y ya que va a andar en HBO, quédese a las 22:00 a ver el primero de un glorioso paquete de documentales. El de hoy va a estar dedicado a las chicas rusas que encarcelaron por supuestamente profanar una catedral rusa. ¿Verdad que se antoja?