El pozo de los deseos reprimidos

Lo nunca antes visto

No nos hagamos tontos, en la televisión, como en la vida, todos sabemos cuando lo hacemos bien y cuando lo hacemos mal.

Pero hay algo que también sabemos y que casi nunca se comenta: cuando lo hacemos muy, muy, pero muy bien.

AXN sabía, cuando presentó Lost, que tenía una obra maestra entre las manos. Por eso se movió como nunca para que la prensa internacional se enterara y triunfó.

HBO sabía, cuando lanzó Game of Thrones, que iba a dejar a todo el planeta con la boca abierta. Por eso no escatimó en comunicaciones, en relaciones públicas ni en publicidad, y ganó.

Bueno, hoy, por primera vez en años, tenemos un caso similar: The Last Ship.

Los señores de TNT saben que es lo más maravilloso que se ha hecho en materia de televisión en mucho tiempo, la nueva obra maestra de la industria del entretenimiento, lo más diferente, lo más revolucionario y van a tener un éxito sin precedentes.

Por lo mismo se la han pasado haciendo para la prensa mundial, las más caras presentaciones y nada más en el caso de México, organizaron eventos, trajeron capítulos, actores, productores y hasta directores.

Si ellos supieran que esta serie es mala, ni se hubieran tomado la molestia de mandar un boletín de prensa.

Si ellos supieran que se va a caer después del capítulo dos, ni gastaban en boletos de avión.

Pero no, saben que esto es grande, que va a haber un antes y un después de que los mexicanos veamos completa su primera temporada. Saben que lo hicieron muy, muy, pero muy bien.

Si usted no ve el próximo lunes 4 de agosto, a las 22:00 horas por TNT el estreno de The Last Ship, le juro que estará cometiendo uno de los errores más grandes no solo de este año, de la década y tal vez de su vida.

The Last Ship es el comienzo de un nuevo tipo de televisión, de algo que no se estaba haciendo, pero que era más que necesario.

¿Qué? Series que compitieran en impacto, calidad y manufactura contra las películas de acción más taquilleras del verano.

Si usted se fija, la televisión ya estaba haciendo series como Breaking Bad, House of Cards y True Detective, que se podían poner al tú por tú contra el cine de arte o contra las películas que normalmente compiten por el Oscar o en los grandes festivales internacionales.

Pero no había una serie que se pudiera medir de igual a igual con sagas como las de Star Wars, Terminator y Men in Black.

Por muy avanzada que estuviera la industria, no teníamos producciones televisivas con esas propuestas multimillonarias tan llenas de efectos especiales y adrenalina, diseñadas con el único propósito de entretener, entretener y entretener.

Con The Last Ship, ya las tenemos. Usted puede poner esta emisión frente a cañonazos cinematográficos como Avengers, Pacific Rim y World War Z, y no va a sentir ninguna diferencia. ¡Ninguna!

Estamos hablando del mismo nivel de espectacularidad. No por nada el gran responsable atrás de este lanzamiento es Michael Bay, la mente creadora de fenómenos fílmicos globales como Transformers, Armageddon y Pearl Harbor.

Imagínese una serie de televisión como las películas de Transformers.

Bueno, ya no se la imagine, ya existe, ya está aquí, se llama The Last Ship y lo va a dejar con la boca abierta.

¿Sabe qué es lo que más me gusta de este estreno? Que en lugar de llegar por alguno de esos carísimos canales premium, por los que hay que pagar extra en los cables y las antenas directas al hogar, llega por un canal de paquete básico, por TNT.

¡Hasta que por fin se le hizo justicia a los suscriptores más humildes de la industria de la televisión de paga!

Ellos también tienen derecho a ver cosas buenas. En un servicio que nos cuesta lo que nos cuesta, no puede ser que las grandes series solo lleguen por los canales caros. ¿O usted qué opina?

Pero hay otro aspecto que también me fascina de este lanzamiento? Que no solo se ve como una película de verano, se ve como el más increíble de los videojuegos.

The Last Ship va a enloquecer a los niños, a los adolescentes y, en general, a toda la gente que ama los videojuegos, porque su lenguaje audiovisual es exactamente el mismo de los títulos más vendidos del mercado.

No, no le voy a contar la historia, porque quiero que se vaya sorprendiendo a medida que la vaya sintonizando, a medida que vaya reconociendo a ese repartazo de figuras que lo mismo han participado en películas como Transformers: Age of Extinction y Underworld que en series como Grey’s Anatomy y Firefly.

Se lo escribo desde hoy, porque quiero que lo apunte en su agenda para el lunes.

Luche con todas sus fuerzas por ver el estreno de The Last Ship, el 4 de agosto a las 22:00 por TNT.

Si lo suyo, lo suyo, lo suyo, como lo de millones de personas en todo el mundo, son las películas taquilleras del verano, le juro que le va a encantar.

De veras que sí.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV