El pozo de los deseos reprimidos

A veces la riegan

No es cierto que los cables y las antenas directas al hogar sean perfectos. Sus canales a veces la riegan igual o peor que las más nefastas señales de la televisión abierta regional.

Yo, por ejemplo, jamás le voy a perdonar a Fox que haya desgraciado un título fundamental como How I MetYour Mother o que haya tenido joyitas como Back In The Game y que nadie se haya enterado.

Igual no me cabe en la cabeza que AMC haya creado Breaking Bad, una de las máximas obras maestras de todos los tiempos, la serie que todos los canales hubieran matado por transmitir, y que AXN la haya echado a perder poniéndola como con ganas de que no la vieran ni sus ejecutivos.

Y menciono los casos de Fox y de AXN como pude haber mencionado los de otras 35 señales.

Sí está muy grueso el tema de los errores en la industria de la televisión de paga. Por eso, cuando aparecen cosas buenas en estaciones que sí las promueven y que sí las respetan, hay que hacer fiesta.

Hoy le quiero escribir de dos casos extraordinarios: Trophy Wife, de Sony, y Ground Floor, de Warner.

Apúntelos con letras de oro, porque su misión, a partir de este momento, es localizarlos en la guía electrónica de programación del sistema o de los sistemas que usted tenga contratados en casa y disfrutarlos de principio a fin así sea en repeticiones.

Lo que sí le garantizo es que tienen mucha promoción y que están en buenos horarios al lado de títulos que les permiten crear barras completas de entretenimiento y popularidad.

Yo estoy enamorado tanto de Trophy Wife como de Ground Floor, porque son proyectos sin pretensiones, diseñados con el único objetivo de que usted se divierta, de que se ría y de que se la pase rico en compañía de su pareja, de sus hijos y de sus amigos.

Dudo que alguna de estas dos series de comedia se conviertan en algo multinominado y multipremiado al Emmy o al Golden Globe como Veep, Girls y Modern Family, pero valen la pena.

Por una razón o por otra, usted se va a identificar con sus personajes y, lo más importante, se va a relajar con algo nuevo.

Aquí no estamos hablando de temporadas dos, tres o siete, sino de propuestas de estreno, de conceptos que podrán ser el origen de nuevos clásicos de la televisión internacional.

¿Qué es Trophy Wife? Una comedia deliciosa sobre la vida en familia tal y como es en la actualidad.

Usted sabe, señor maduro, que se acaba de casar con una nenorra espectacular después de dos matrimonios, que tuvo hijos con cada una de sus mujeres, que tiene a todos los niños viviendo bajo el mismo techo y que sigue en contacto con todas sus ex.

Cualquier cosa que yo le diga alrededor de esta historia va a ser poco. Trophy Wife es una gran idea, pero además es chistosa y conserva esa parte crítica de la comedia que es esencial.

Sus personajes, tanto a nivel adulto como a nivel infantil, son gloriosos.

Verlos es adorarlos y como las situaciones que les ponen enfrente son como las que viven miles de familias en estos tiempos, el resultado es un delirio.

Yo creo que usted va a adorar esto, porque, a diferencia de otras emisiones que apuestan por las familias diferentes, como The New Normal, aquí no estamos hablando de un producto de nicho.

Trophy Wife es para todos, cualquiera la puede entender, esté soltero, casado, viudo, divorciado, sea niño, sea adulto o anciano.

Es una gran aportación de Sony en estos tiempos de oscuridad. ¿A poco no?

¿Qué es Ground Floor? Una muy ingeniosa comedia sobre el amor en las oficinas de hoy.

Si fuera mexicana, sería o una telenovela como La fea más bella (adaptación del éxito colombiano Yo soy Bety, la fea) o una serie humorística de corte popular tipo María de todos los Ángeles.

¿De qué trata? Es la historia de amor imposible entre un ejecutivo que trabaja en la parte más alta de un edificio elegantísimo y una chica preciosa que trabaja en las actividades más humildes que usted se pueda imaginar, en términos corporativos, en el sótano de la misma construcción.

¿Dónde radica la grandeza de este proyecto? En que es muy honesto.

Sin grandes nombres, sin grandes presupuestos y sin grandes objetivos intelectuales, hace que el público se carcajee con otro gran conjunto de personajes entrañables, como un jefe loquísimo que anda por ahí.

Y ni hablemos de los triángulos amorosos o del manejo de situaciones ingeniosas, porque jamás vamos a acabar de elogiarla.

Ground Floor es un muy buen estreno, un estreno urbano, un estreno lindo. Cuando lo vi por primera vez me recordó lo que sentí cuando conocí 2 Broke Girls. No esperaba nada, pero me encantó.

No es cierto que los cables y las antenas directas al hogar sean perfectos. A veces la riegan y la riegan feo.

Por eso mismo, cuando nos ofrecen novedades como Trophy Wife y Ground Floor hay que aprovecharlas y verlas. ¿O usted qué opina?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV