El pozo de los deseos reprimidos

No se vale jugar con la gente

Tres títulos para hoy. Por favor, lea la columna completa y tome nota. Esto le va a interesar.

Sherlock

La gran noticia de la fuente de televisión de este día es la llegada de la tercera temporada de la serie Sherlock a Proyecto 40.

¿Por qué? Porque yo no sé cómo le hicieron estos señores para negociar los derechos de esta obra, pero hace pocas, muy pocas semanas, la estuvimos viendo en BBC Entertainment y BBC HD.

¿Qué significa esto? Que a diferencia de lo que sucede en señales especializadas en productos enlatados como Canal 5 y Azteca 7, que pueden tardar hasta un año completo en conseguir que una serie pase de los cables y de las antenas directas al hogar a la televisión abierta nacional, Proyecto 40 consiguió el permiso para transmitir Sherlock 3 en tiempo récord.

Y no solo eso, la va a poner exactamente después de haber transmitido las temporadas uno y dos, una inmediatamente después de la otra, para consentir todavía más a su público.

¿Sabe usted lo que significa esto? Un cañonazo total y si no me cree, asómese a las redes sociales donde este título, en su versión de Proyecto 40, supera de a tiro por viaje los 3 millones de impactos.

Los ejecutivos de la BBC, los responsables de esta emisión, deben de ser los más felices del mercado, porque están llegando a donde jamás habían imaginado y porque Proyecto 40 todo el tiempo les está dando publicidad. ¡Hasta en las calles de la Ciudad de México, caray!

Luche por ver la tercera temporada de Sherlock a partir de esta noche, en punto de las 22:30, por Proyecto 40. Es una de las mejores series del mundo. Tiene un reparto multiestelar. Se lo he dicho miles de veces. Le va a encantar.

Titanic: sangre y acero

Odio el horario de verano, porque todo se mueve en la industria de la televisión de paga.

Seguramente a usted le está pasando que salvo casos muy específicos, las guías de programación de la mayoría de los sistemas o se quedaron en el horario de invierno o no coinciden con lo que se está transmitiendo.

¿Resultado? Si usted se confía y se dispone a ver una serie que está anunciada a una hora, ¡zaz!, cuando se dispone a verla resulta que la hora estaba mal.

Y a ver, ¿cómo le hace para sintonizarla? ¿Cómo le hace para localizar las repeticiones?

¿Por qué le estoy contando esto? Porque a lo mejor suena o muy bobo o muy exagerado, pero hay canales que varias personas estamos dejando de ver por esta circunstancia como Film&Arts.

Me parece imperdonable que uno quiera ver obras maestras como Downton Abby y que no pueda porque o estaba antes, o estaba después del horario mostrado, si no es que comenzó 15 minutos antes o acabó 25 minutos después.

¡No puede ser! Y si es estrategia, peor. Por poco menos que esta falta de respeto mucha gente está huyendo de sitios como El Canal de las Estrellas.

O las cosas comienzan cuando nos las prometen, o de plano no las pongan, porque no se vale jugar con la gente.

¿Sabe usted qué miniserie está pasando Film&Arts que es una verdadera obligación para todo aquel que ame le televisión? Titanic: sangre y acero.

Es magnífica de principio a fin. ¿Y sabe quién la está viendo? Yo creo que nadie, porque ni hubo publicidad de altura ni los horarios coinciden con las guías electrónicas de programación. ¡Mal!

Vikingos

No hay otra manera de decirlo: Vikingos es fabulosa, es apasionante, adictiva. Es una extraordinaria serie de televisión cuya segunda temporada se acaba de estrenar, el domingo pasado, a las 23:00, por NatGeo.

¿En qué me baso para decirle esto? En su perfecta combinación de elementos.

¿Quiere usted una serie donde haya mucha acción y suspenso? Aquí está. ¿Quiere usted una historia donde haya romances, erotismo y dilemas morales? Ya la encontró.

¿Le encantan las producciones épicas con multitudes, sangre y batallas? Ésta lo va a hacer feliz. ¿Le fascinan los personajes redondos, entrañables y bien interpretados? Ya la hizo.

¿Andaba buscando una serie inteligente, llena de ideas, apegada a una verdad histórica y que le dejara grandes enseñanzas? No busque más. Es Vikingos.

Desde todas las perspectivas esto es excelente y a mí me impresiona, porque no me quiero ni imaginar el trabajo de investigación que tuvieron que hacer los responsables de este proyecto para todo.

Para escribir, para el diseño de arte, para la administración de locaciones, ¿pero sabe qué es lo que más me fascina de este título? Su valor simbólico.

¿Cuántas personas, en la actualidad, no se podrían identificar con los vikingos, con sus estigmas, con sus aciertos, con sus errores, con sus peleas internas, con su búsqueda de un más allá territorial.

Yo que usted buscaba la repetición del episodio uno de este concepto y consideraba mirar la nueva temporada de esta serie todos los fines de semana.

Algo me dice que cuando la descubra, no la va a querer soltar. ¿A poco no? 

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV