El pozo de los deseos reprimidos

Intereses, odios y pasiones

Hablar de televisión es tan delicado o más que hablar de política o de narcotráfico.

Usted ni se imagina la cantidad de intereses, odios y pasiones que hay detrás de este negocio.

Por eso, a partir de hoy y durante varios días, me voy a dedicar a darle seguimiento a cada uno de los estrenos de los nuevos canales de Imagen Televisión y Azteca 7.

Como si me estuviera fiscalizando el INE, a cada uno le voy a dar el mismo espacio en cada una de mis columnas.

Un día comenzaré con un canal. Luego con otro. Obviamente habrá comentarios positivos y negativos dependiendo del caso.

Al final, con todos los contenidos vistos y criticados, habrá una columna de conclusiones.

Muchas gracias por su comprensión pero, sobre todo, por entender que el nacimiento de dos cadenas nacionales es importante para un país como el nuestro.

Inicio con Azteca 7, porque, objetivamente, comenzó a transmitir más temprano que Imagen Televisión.

MÁS ALLÁ DEL CHISME

Ayer a las 14 horas comenzó Más allá del chisme, el nuevo programa de periodismo rosa de Azteca 7.

¿Cuál es la nota? Que al igual que cuando Tómbola se enfrentó a Ventaneando hace muchos años, este lanzamiento choca con las producciones de Pati Chapoy de Azteca 13.

¿Esto es bueno o es malo? Independientemente de cualquier preferencia personal, es buenísimo, porque va a generar competencia interna y al final todos saldremos ganando.

Además de que la va a servir de plataforma a Azteca 7 para ir construyendo su star system. ¡Bien!

Más allá del chisme es un concepto donde un montón de jóvenes periodistas del corazón se reúnen con Cheetah Lee (El glam show) para comentarle las nota como, en teoría, se hace en este negocio.

El programa tiene muchos aciertos y muchas deficiencias.

No sé qué piense usted, pero a mí me encanta que Azteca 7 le esté dando la oportunidad de brillar a una nueva generación de comentaristas.

Y la propuesta audiovisual se me hace muy interesante, porque no estamos hablando ni de la típica mesita ni de la tradicional sala de toda la vida, y porque la gente y las cámaras todo el tiempo se están moviendo.

Esto es bonito, diferente y ciento por ciento competitivo.

¿Y qué me dice de los contenidos? Hay de todo para todos, pero las notas están bien armadas y sí hacen que uno reaccione en casa.

¿Cuáles serían las deficiencias? La más importante, que el día de su lanzamiento no dio nota, que no presentó algo que cimbrara a la opinión pública, que no marcó agenda.

Después, que salvo una o dos personas, todos estuvieran demasiado bien portados, que no fueran incómodos, atrevidos, divertidos.

Por si esto no fuera suficiente, están confundiendo la fuente del corazón con la de espectáculos, jamás nos hicieron una presentación del reparto que, se supone, es de puros expertos.

Y como suele suceder en estos casos, todo el mundo habla al mismo tiempo lo cual se ve pésimo. ¿O usted qué opina?

INFAMES

De lo único de lo que le puedo escribir de Imagen Televisión es de Infames, porque el lanzamiento de esta señal fue a las 20 horas y yo debo entregarle mi columna al periódico desde antes.

¿Qué es lo que importa aquí? Que Grupo Imagen tuvo el buen tino de recordarle a sus audiencias, con el reestreno de esta joya, que Imagen Televisión viene de lo que en la Ciudad de México conocimos como Cadenatres.

Esto es hermoso, porque nos habla de una televisora con raíces y porque representa un homenaje, un agradecimiento, a las decenas de personas que levantaron aquel queridísimo proyecto de televisión local.

Infames, con todo y que su distribución original fue limitada, conmocionó a las multitudes por abordar, como nunca se había hecho, el otro lado de la política.

Desde la manipulación económica y sexual hasta cosas muy, pero muy sucias.

Es un acto de valor fantástico que a millones de personas, en todo el país, les va a permitir disfrutar de un espectáculo distinto, mucho muy crítico y con unas actuaciones de antología.

Vanessa Guzmán, hasta el día de hoy, sigue siendo amada por haberle dado vida a Ana Leguina, la gran villana de esta telenovela de terror.

Y va a ser muy atractivo verla a la distancia, observar qué fue de cada una de las estrellas que participaron ahí y en qué acabó aquel discurso antipresidencial que hacía que hasta la prensa más especializada luchara por sintonizar este concepto.

No me asusta que Imagen Televisión incluya, como parte de su paquete de estrenos, un relanzamiento.

Me asustaría que lo censuraran, que lo mutilaran, que quienes gozamos con él cuando se transmitió por primera vez detectemos que falta algo.

Hoy, por lo pronto, estamos de fiesta. Ya nació la nueva cadena de televisión abierta nacional y si todo se dio como fue anunciado, arrancó, entre muchos otros contenidos, con una de las mejores telenovelas que se han hecho en los últimos años en este país. ¡Felicidades!

alvaro.cueva@milenio.com