El pozo de los deseos reprimidos

De televisa, premios y cosas peores

Qué noche tan más maravillosa la de los Golden Globes por TNT. Gran ceremonia. Gran transmisión. Grandes resultados.

¿Cuál es la nota? México. Nuestro país estuvo presente en los resultados, pero también en los comentarios.

El Chapo y la entrevista de Sean Penn fueron tema hasta en la conducción de Ricky Gervais.

El problema es que lo fueron, también, como el escándalo de Miss Universo, como un mal chiste.

Por acá todo el mundo se rasga las vestiduras. Por allá, la gente se ríe. ¿Quién tendrá la razón?

Hablemos de la ceremonia. ¿Cómo estuvo? Hermosa. ¿Por qué? Porque puso en la mesa producciones que casi nadie había considerado como Wolf Hall, Mr. Robot y Mozart in the Jungle.

Definitivamente, la prensa extranjera de Hollywood, la gran responsable de esta fiesta, tiene otra visión.

No estoy diciendo que mejor o peor que la de otras premiaciones, pero es distinta y merece respeto.

¿Qué le puedo decir de la transmisión? Que los señores de TNT son los mejores.

Se trata de un equipo de verdad, de una "familia" donde todos se respetan y crean un inmejorable ambiente en pantalla.

Rafa Sarmiento hace unos comentarios maravillosos, muy cargados de emoción, pero al mismo tiempo de conocimiento.

Iliana Rodríguez es una reina. Ella lleva la carga más importante del manejo de esta cobertura especial y lo hace como toda una líder.

¿Y qué me dice de la traducción de César Cardozo, de la alfombra roja, de las entrevistas exclusivas con los ganadores o del manejo de las redes?

Qué gusto haber visto los Golden Globes el domingo pasado. Qué gusto haberlos visto por TNT. ¿O usted qué opina?

INTERROGANDO

Televisa tiene un programa buenísimo los sábados a las 18:00 en ForoTV. Se llama El interrogatorio y es algo así como la enésima versión nacional de Desde el Actor's Studio.

¿Entonces por que es buenísimo? Porque ésta sí es de a de veras, porque está producido por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) en un ambiente ciento por ciento escolar, con universitarios reales, participativos, sin conductores que se quieran lucir más que sus invitados.

A mí me tiene con la boca abierta porque sus "interrogados" son actores, periodistas, productores y directores de cine y tele del más alto nivel, de diferentes corrientes, de diferentes televisoras.

Porque el trabajo está hecho en su totalidad por los estudiantes de la UDLAP, porque lo que consiguen es mejor que lo que hacen muchos "profesionales" en otros conceptos similares de otros canales.

Y porque la conducción de Silvestre López Portillo es tan efectiva que hace que sus invitados realmente se abran y digan cosas que jamás han dicho en ninguna otra parte de su vida, de su obra.

El interrogatorio es un garbanzo de a libra que todos podemos consultar hasta en versiones extendidas por internet.

Si usted, como yo, está ansioso de más y mejores contenidos en la televisión abierta nacional, por favor no pierda el tiempo pidiéndole peras al olmo, sáquele provecho a la nueva televisión abierta digital terrestre y sintonice esta maravilla.

Qué orgullo que Televisa también esté participando en esta clase de propuestas. Qué orgullo que universidades como la UDLAP sí estén dando el ancho en este momento histórico tan especial.

ATENCIÓN

México es un país con grandes problemas de salud. ¿Por qué entonces no tenemos suficientes programas de televisión al respecto?

Ojo, los shows de salud son fundamentales y no tienen que ser aburridos.

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque el canal Una Voz con Todos (30.1) de la nueva televisión abierta digital terrestre acaba de transmitir una serie médica impresionante.

Se llamaba Tengo diabetes y, como su nombre lo indica, hablaba de la diabetes.

¿A qué me refiero cuando le digo que esta serie era impresionante?

A que los responsables de esta joya, con muy pocos recursos, decían unas cosas que yo no entiendo por qué no fueron retomadas por otros medios ni por mis compañeros de la prensa.

¿Como cuáles? Como la discriminación de la que son víctimas las personas con diabetes, como el vacío legal que hay alrededor de esta enfermedad o como la existencia de ligas ciudadanas encargadas de apoyar a quienes viven con esta condición.

Yo debo confesar con vergüenza que hasta que no vi este título no me enteré de que en México mueren más personas, por año, de diabetes que por el crimen organizado.

¿Entonces por qué nadie dice nada? ¿Por qué nadie hace nada?

Tengo diabetes es televisión de mesa redonda, pero gran televisión de mesa redonda. La prefiero millones de veces más que algunos debates que se transmiten por ahí en horarios estratégicos.

Por favor, ayúdeme a que la repitan y, sobre todo, a que cuando lo hagan, la anuncien como Dios manda.

México es un país con grandes problemas de salud. ¿Por qué entonces no tenemos suficientes programas de televisión al respecto?

@AlvaroCueva