El pozo de los deseos reprimidos

Los "spots" de Movimiento Ciudadano

Imagen número uno: fotografía en blanco y negro de muchos brazos dirigiéndose al centro de nuestro televisor como para juntarse y echar una porra.

Con letra manuscrita entra, en la parte de abajo, en blanco, la palabra “unidos”.

Imagen número dos: fotografía en blanco y negro de muchas manos aferrándose unas a otras. Leemos la palabra “solidarios”.

Imagen número tres: fotografía en blanco y negro de tres manos unidas como en un ritual religioso. Entra la palabra “respeto”.

Imagen número cuatro: fotografía en blanco y negro de dos ancianos, hombre y mujer. Él la abraza y acerca su rostro al de ella como si temiera perderla.

Aparece la palabra “dignidad”.

Imagen número cinco: fotografía en blanco y negro de un paisaje campestre.

Al centro, entre varios árboles, una señora lleva de la mano a su hija rumbo a la luz del sol. Ubicamos la palabra “esperanza”.

Imagen número seis: fotografía en blanco y negro del rostro de una niña que sonríe, apretando los ojos, mientras levanta los brazos emocionada.

Antes de que la foto desaparezca, medio alcanza a entrar la frase: “un País mejor”. País con pe mayúscula.

Imagen número siete: fotografía en blanco y negro de un hombre de la tercera edad, medio calvo, medio canoso, apoyando su barbilla en sus manos. Seguimos mirando “un País mejor”.

Imagen número ocho: fotografía en blanco y negro de las manos de un hombre como pidiendo algo, sosteniendo una a la otra.

Imagen número nueve: fotografía en blanco y negro de una niña pequeña, morena, caminando de frente hacia nosotros, entre varios árboles, apoyándose en un tronco, con una cerca de malla de fondo.

Leemos la palabra “justicia”.

Imagen número diez: fotografía en blanco y negro de los rostros de dos niños sonriendo.

Imagen número 11: fotografía en blanco y negro de la cara una mujer joven abrazando con amor a un bebé recién nacido.

La palabra que ilustra esto es “amanecer”.

Imagen número 12: fotografía en blanco y negro del vientre, con ropa, de una mujer embarazada. Alguien, que no es ella, lo toca como para sentir al bebé. Continúa la palabra “amanecer”.

Imagen número 13: fotografía en blanco y negro de una pareja de jóvenes, mujer y hombre. Ambos se besan con pasión.

Empieza a leerse algo. ¿Qué? Una frase que adquiere sentido con la siguiente foto.

Imagen número 14: fotografía en blanco y negro de la llama de una vela. Ahora sí observamos la frase “que México brille”.

Imagen número 15: fotografía en blanco y negro de cinco niños de diferentes edades, en el campo, caminando hacia el público muy contentos.

Entra un logotipo. Fin del anuncio.

¿Qué nos están vendiendo? ¿Algún culto tipo Pare de sufrir? ¿Alguna campaña de recaudación de fondos? ¿Clubes de optimismo? ¿Seguros de vida? ¿Tarjetas de felicitación? ¡Qué!

Lo de “un País mejor” es de Farmacias de Similares. Lo de la velita, de Coca Cola. Lo de la unión, de Teletón. ¿Qué es esto?

Ahora vamos al audio. Mientras usted y yo observamos estas fotos, escuchamos la voz de un locutor que, sobre música piano, particularmente dulce, comenta:

“Es momento de estar unidos, de ser solidarios, de recuperar el respeto y la dignidad, de caminar con todas nuestras fuerzas hacia la esperanza, hacia un país mejor.

Es el momento de unirnos a las voces que rezan una y otra vez la palabra justicia, de unirnos con todos los que desean un nuevo amanecer, un nuevo día, con todos los que quieren que México brille. Que el movimiento no pare”. Fin del audio.

Se lo vuelvo a preguntar: ¿Qué nos están vendiendo?

Este texto aparenta ser una cosa muy linda y sentimental, pero si lo analizamos con cuidado, vamos a descubrir que es lo contrario.

Es oscuro, parte del supuesto de que no estamos unidos, de que hemos perdido muchas cosas y, para colmo de males, utiliza la palabra movimiento que está más que posicionada en los mensajes del Gobierno de la República.

¿Sabe qué es esto? El spot que el Partido Movimiento Ciudadano está sacando en la Ciudad de México. De hecho, el logotipo con el que remata es el suyo.

Pero no dice nada, no propone nada, no habla de resultados, no nos presenta a nadie.

Es una inyección de odio disfrazada de amor, cursi, odiosa y aburrida, producida como tarea de la clase de comunicación audiovisual de la carrera de Ciencias de la Comunicación de una universidad chafa, pero de 1987, cuando todavía se utilizaban las diapositivas.

¿Qué pretende Movimiento Ciudadano con esto? ¿Son así de malos o en verdad se están asumiendo como una secta cuya única manera de convocar a las multitudes es a través de la manipulación emocional?

¿Qué no son estos señores los que más se quejan de la manipulación de las telenovelas? ¡Entonces!

¿Para eso están utilizando el privilegio que nuestros impuestos, los medios y el INE les están dando para que se comuniquen en esta temporada? Ya me enojé. ¿Usted no? 

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV