El pozo de los deseos reprimidos

El regreso de "24"

Mañana va a ser un día fundamental para la televisión de 2014. Mañana se va a estrenar, en México y toda América Latina, la nueva temporada de 24 por Fox.

¿Y? ¿Qué tiene esto de emocionante? ¡Mucho! 24 es una de las series más importantes de todos los tiempos y hace cuatro años transmitió su final definitivo.

¿Sabe usted lo que este retorno significa? Entre muchas otras cosas, la posibilidad de que una larga lista de títulos clásicos regrese a la industria de la televisión internacional.

Yo sé que para el contexto mexicano, tan acostumbrado a los remakes, esto no quiere decir mucho, pero para el global es una noticia tremenda.

Si el regreso de 24 funciona, ¿qué le impediría a títulos como Lost, Friends, Desperate Housewives, BreakingBad y The Sopranos volver con los mismos o con otros actores?

¿Qué le impediría a programas como Prison Break, Will & Grace, Smallville, Sex and The City y The Nanny  volver con las mismas o con nuevas situaciones?

Aquí no se está apostando nada más por el retorno de Jack Bauer, el famoso protagonista de 24 interpretado por Kiefer Sutherland, se está apostando por el retorno de un tipo de televisión que funcionaba más, en términos tradicionales, que las carísimas producciones de ahora que tienden a diluirse entre las mil y un ventanas que tenemos los televidentes de esta década.

Tal vez ésta sea la solución para compensar el dinero que ya no le está entrando a los grandes estudios. Tal vez aquí se esté escribiendo una de las páginas más rudas de la nueva historia de la televisión internacional.

Y es que, contrariamente a lo que dicen en muchos lugares, la televisión global está en problemas.

Cada vez se tiene que recurrir más a historias viejas, a personajes extraídos de la literatura universal, a superhéroes y hasta a cuentos de hadas para compensar la falta de creatividad de un montón de escritores que no ha sabido entender las necesidades de un público nuevo, diferente.

Para acabarla de amolar, el mercado de las series está tan segmentado en este instante, que es imposible sostener producciones tan caras como las que se hacían antes.

Las televisoras ya no están recibiendo lo que recibían, incluso hace muy pocos años, porque los anunciantes están desviando sus presupuestos hacia otros medios como las redes sociales.

¿Y qué me dice del tema de la piratería? Hoy, millones de espectadores de los cinco continentes, en lugar de pagar por un cable o por una antena directa al hogar, descargan todo gratis de internet y no les da pena. Al contrario, lo presumen.

¿Dónde está el negocio de la televisión en la actualidad? ¿De dónde quieren las audiencias que salga el dinero para seguir haciendo series originales con una calidad igual o superior a la de las sagas de la industria cinematográfica?

¿Ahora entiende la trascendencia del retorno de 24? Más que una novedad, es una invitación para que los anunciantes y los espectadores de la década pasada, los que sí pagaban sus menciones, los que sí pagaban por ver, regresen a una ventana muy específica y la vuelvan a nutrir de ingresos.

Tal vez ellos, que no son tan jóvenes como para depender de las nuevas tecnologías, que todavía son productivos en términos económicos y que aman a los personajes con los que crecieron, consigan el milagro de revitalizar esta pantalla.

El mundo necesita a Jack Bauer, pero no para que salve al presidente de Estados Unidos, sino para que salve la industria de la televisión.

En el remoto caso de que usted no sepa nada, ¿qué es 24? ¿Por qué es una de las series más importantes de todos los tiempos?

24 es una serie de acción que narra las aventuras de un agente especial estadunidense que lucha contra las fuerzas del mal para proteger a su país incluso de sus propios gobernantes, lo cual lo convierte en una suerte de enemigo del sistema.

Es importante porque revolucionó el mercado manejando el tiempo sin concesiones, porque le sacó provecho a la pantalla dividiéndola al máximo, porque propuso un nuevo tipo de héroe y porque realizó una larga lista de aportaciones técnicas y editoriales que contribuyeron al boom de las series en la década pasada.

24 fue el primer programa en tener capítulos para celulares, episodios exclusivos para la red, juegos y ringtones, por mencionar solo lo más básico, sin considerar su impacto en otras series, caricaturas y hasta telenovelas mexicanas.

La pregunta que mucha gente se hace es si su nueva temporada va a valer la pena porque, honestamente, este título terminó con más pena que gloria en 2010.

La respuesta solo la va a tener usted. Luche con todas sus fuerzas por ver mañana martes a las 22:00, por Fox, el estreno de la nueva temporada de este clásico en un capítulo doble que promete estar lleno de emociones, polémica y nostalgia. ¿A poco no?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV