El pozo de los deseos reprimidos

El regreso del primer Spielberg

Quiero comenzar esto contándole una anécdota personal. Por favor, quédese conmigo hasta el final.

Era 1978, yo tenía 10 años y se acababa de estrenar una película que por nada del mundo me iba a perder.

Se llamaba Encuentros cercanos del tercer tipo y solo estaba en los mejores cines de Monterrey.

Quién sabe cómo le hicieron, pero mis papás consiguieron boletos para irla a ver al Río 70, un cine tan elegante que, en aquel entonces, estaba prohibido meter bebidas.

Si usted quería una coca, se la tenía que tomar en el lobby, porque no había manera de entrar con ella a la sala.

El caso es que Encuentros cercanos me hizo inmensamente feliz.

Imagínese, yo fui un niño que creció entre cohetes, O.V.N.I.,Viaje a las estrellas, Odisea 1999 y La guerra delas galaxias.

Esa película del mismo director de Tiburón era poco menos que la cereza del pastel. Trataba de extraterrestres pero, sobre todo, de la posibilidad de hacer contacto con ellos.

Y estaba muy bien hecha, porque era medio de suspenso, medio de terror, medio de enigmas, tenía sus destellos cómicos y no por eso dejaba de estar llena de esperanza.

Me acuerdo perfectamente bien de esas escenas de los niños hablándole a algo, o a alguien, a quien jamás mirábamos, de los juguetes que cobraban vida y de los aviones que habían desaparecido en un punto del planeta para aparecer, tiempo después, en otro.

¿Y qué me dice de los personajes que empezaban a hablar en otra lengua, del señor que estaba medio loco sin saber por qué, de la presencia del ejército, o del espíritu de gran conspiración que se percibía a lo largo de toda la cinta?

Encuentros cercanos del tercer tipo era poco menos que un milagro en cartelera.

Era una película para niños, pero también para los amantes del cine de arte y también para los que estaban buscando un contenido político, para los adoradores de la acción. ¡Para todos!

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque acabo de ver el capítulo uno de una serie que se va a estrenar este domingo a las 21:00 por el canal AXN y no pude evitar sentir exactamente lo mismo que sentí aquella noche de 1978, cuando vi por primera vez Encuentros cercanos.

Se llama Voces ocultas y estoy convencido de que si los responsables de aquella gran película tuvieran la oportunidad de volver a hacerla, en lugar de filmar nuevamente lo que hicieron en los años 70, grabarían esto para la televisión de paquete básico.

¿Por qué? Porque ahora estamos en otro momento histórico, el espacio exterior no le dice nada a nadie, los niños de hoy sueñan con otras cosas y lo poco que queda de los extraterrestres está condenado a transmitirse en otra clase de productos como Alienígenas ancestrales.

Pero es casi lo mismo: niños que hablan con una entidad que no vemos, adultos que enloquecen sin razón, grandes enigmas y poderosas conspiraciones que incluyen al gobierno y al ejército de Estados Unidos.

¡Me encanta! ¡Me hace muy feliz! Ni siquiera sé si a partir del capítulo dos aquello se va a ir por otro lado como el satanismo o la tecnología extrema, pero me gusta.

Ahora, tampoco quiero que usted vaya a pensar que esto es un refrito de Encuentros cercanos del tercer tipo, porque no lo es. Hay vasos comunicantes, pero es otra cosa.

Voces ocultas es la historia de varios niños que escuchan voces que los manipulan para que jueguen. ¿A qué? A matar. ¡Imagínese!

Y mientras lo hacen, todo el mundo se está rebanando el cerebro tratando de investigar qué está pasando, si lo que dicen los niños de las voces es cierto, si hay alguien detrás de esto y, lo peor de todo, adónde va a llegar esta masacre.

Paralelamente vamos a ver cosas insólitas sobre aviones desaparecidos, personas que están en el otro extremo del planeta, testigos del horror que están como poseídos y más, mucho más.

Es una muy buena serie que lo va a atrapar como nos atrapaba el cine del primer Steven Spielberg.

De hecho, el productor ejecutivo de Voces ocultas  es él y en contraste con muchas series que ha estado realizando en los últimos años, ésta tiene muchos elementos del inicio de su filmografía.

El trabajo que los responsables de este lanzamiento hacen con los niños actores, por mencionarle solo un caso, es espectacular, porque son nenes muy pequeños y así, chiquitos, son capaces de movernos cosas, de llevarnos de la dulzura al terror.  

El reparto, por cierto, incluye luminarias que usted va a reconocer de proyectos como American Horror Story, Heroes, Revenge y House of Cards.

Ojo, no es televisión premium como Sense8 o True Detective, es un título de paquete básico como Once Upon aTime y The Walking Dead.

Y así, como televisión de paquete básico, vale oro.

Por favor, luche por sintonizar el estreno de Voces ocultas este domingo a las 21:00 por AXN.

Le va a gustar. De veras que sí.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV