El pozo de los deseos reprimidos

Noticias de las noticias

El domingo pasado, a las 20 horas, sucedió algo que todavía me tiene maravillado: se estrenó La semana con Ilana Sod en MILENIO Televisión.

¿Y? ¿Qué tiene esto de emocionante? ¿Por qué todavía me tiene maravillado?

Porque es la primera vez, en años, que veo un noticiario diferente. ¿Sabe usted lo que esto significa en un país como México que produce más noticiarios y mesas de análisis que series y telenovelas?

¿A qué me refiero cuando digo diferente? ¿Acaso es un programa frívolo e intrascendente que en lugar de informar, desinforma?

¡No! ¡Eso es lo más admirable! La semana con Ilana Sod tiene las noticias del momento, las rudas, las crudas, pero también las otras, las que a todos nos interesan pero que por no coincidir con las agendas ni de los canales ni del “círculo rojo” muchas veces ni se toman en cuenta.

Noticias que tienen que ver con cuestiones de género, de diversidad sexual, de cultura, de espectáculos. Noticias que nos afectan y que nos invitan a tomar decisiones exactamente como le enseñan a uno cuando estudia periodismo en la universidad.

¿Dónde está la diferencia? En que son noticias de autor. La semana es lo que es porque su conductora y directora es Ilana Sod, una de las periodistas más audaces y preparadas de nuestro país.

Usted seguramente también la sigue y la admira desde hace mil aventuras. Bueno, ella está haciendo historia en MILENIO Televisión porque estamos hablando de un espacio propio en un canal que transmite noticias las 24 horas del día.

Y es muy bueno, y está perfectamente bien estructurado, y es muy dinámico y yo no sé como le hace Ilana pero todos sus invitados son como de concurso.

Saben hablar para televisión. Ella los hace decir lo que tienen que decir, en el ritmo en que lo tienen que decir.

Por si esto no fuera suficiente, Ilana no solo se concreta a conducir y a tronarle los dedos a sus reporteros.

Ella misma sale a la calle a cazar la nota, no le tiene miedo a la gente, ni al público ni a las fuentes y esto, que suena tan obvio, no lo hace cualquiera y es sensacional.

MILENIO Televisión no sabe la joya de programa que acaba de presentar porque si así fuera, lo estaría promoviendo por todos lados.

La semana con Ilana Sod es el noticiario que los millennials estaban esperando, el espacio que a muchos nos hacía falta.

Por favor búsquelo todos los domingos de 20:00 a 20:45 en MILENIO Televisión. Le va a gustar. De veras que sí.

LISTO, ADN40

A propósito del mundo de las noticias, este lunes sucedió algo fundamental: se terminó de construir ADN40 como el primer canal privado nacional abierto de noticias y de opinión de todo el país.

Ya no hay “huecos” desde las 6 a.m. hasta poco después de la medianoche. Todo, ahí, son noticiarios, incluso de corte deportivo, y programas de opinión.

Ni siquiera en los tiempos del legendario Sistema Informativo ECO tuvimos algo parecido.

ECO tenía una vocación internacional de paga, medio llegó a rellenar algunos espacios en frecuencias como Las Estrellas y GalaTV, pero nada más.

Esto es un acontecimiento porque no es una masa de noticias. Cada espacio, de lunes a domingo, tiene su estilo y a su conductor titular,

No es lo mismo ver a Carlos Mota a mediodía que a Mónica Garza y a Manuel López San Martín por las mañanas, que a Jorge Fernández Menéndez y Bibiana Belsasso en las noches, que a Raymundo Riva Palacio casi al despertar. Por razones de espacio no voy a alcanzar a profundizar, pero hay algunos puntos que me interesa señalarle.

Con todo y que esto es un canal completo de noticias, Hannia Novell sigue conservando su espacio estelar, Ana María Salazar tiene un noticiario en inglés imperdible e Inbox con Juan Pablo de Leo se me hace una revelación por su agenda diferente, fresca, de autor.

Se nota que Lilly Téllez, Carlos Zúñiga y José Luis Mora son gente de televisión. Cada uno, en su propio noticiario, devora la pantalla.

Ver a Leonardo Curzio es una oportunidad genial porque es tener lo mejor de las noticias, pero también lo mejor del círculo rojo. Su potencial es tremendo.

Pero mi mayor orgullo como crítico y como espectador son los nuevos talentos como Juan Manuel Jiménez, Max Espejel, Jorge Armando Rocha, Romina Ramos y Vaitiare Mateos.

Cada uno de ellos es una oportunidad para una nueva generación en una época en la que nadie apuesta por los jóvenes. Y Vaitiare, de manera particular, me enloquece.

Ella comenzó como “la chica del tiempo” en Hechos AM y creció, y creció, y ahora tiene su propio espacio. ¡Y es excelente! ¡Se lo ganó! ¡Se lo merece!

Si lo suyo son las noticias y la televisión abierta, busque ADN40. El canal, a pesar de su escasa promoción fuera del circuito de Tv Azteca, ya quedó listo y representa una opción importante.

En Ciudad de México está en el 40.1 y en los estados, en el 1.2. Vale la pena. ¿A poco no?

alvaro.cueva@milenio.com