El pozo de los deseos reprimidos

¿Un "nuevo canal Sony"?

A ver, a ver, a ver. ¿Usted necesita un nuevo canal Sony? Yo, no.

Yo, lo que necesito, es que Sony vuelva a ser lo que era antes, que vuelva a ser una de las mejores señales de los cables y de las antenas directas al hogar.

¿En qué cabeza cabe manejar una campaña que anuncie un nuevo canal Sony, como la que está en este momento en esa pantalla, justo cuando las tendencias van hacia el lado contrario, hacia el retorno al origen, hacia la reivindicación de las marcas?

Ahí está pasando algo raro y no estoy seguro si tiene que ver con los malos resultados del canal Sony SPIN, con el poco interés que estos señores han tenido en su señal HD o con cambios de personal, pero se trata de un error.

Sony fue el primer gran canal de los paquetes básicos de toda la industria de la televisión de paga cuando llegó a México con la revolución mediática de 1993.

Estaba por encima de todos los canales. Ahí fue donde miles de espectadores entendimos la belleza de este tipo de televisión.

Ahí conocimos clásicos como The Nanny, Married with Children y Friends (sí, Friends no estaba en Warner, estaba en Sony).

Sony tenía el prestigio, el poder, el tono, la emoción, la diversión, y hoy, aunque no está pasando por su mejor época, sigue siendo una señal importante.

Muchísimas personas la seguimos sintonizamos en diferentes momentos de la semana para gozar de maravillas como The Voice, The Black List y Once Upon a Time.

¿Entonces qué es lo que está pasando? ¿Por qué Sony está aprovechando estos días, en que va a sacar su tradicional semana de finales de temporada, para vendernos un cambio tan extraño como la transición de Sony a nuevo canal Sony”?

Yo creo que es por desesperación, por la desesperación de un equipo de trabajo que no está sabiendo leer los cambios de la industria y que, en lugar de aprovechar lo que se ha logrado, una vez más la va a regar.

¡Como cuando se pusieron a transmitir series latinoamericanas que no venían al caso! ¡Como cuando se pusieron a hacer sketches en los cortes comerciales! ¡No, por favor!

¡Qué necesidad hay de corregir lo que está bien! ¡Para qué le mueven! ¡Para que lo traicionan!

Bueno, y a todo esto, ¿y en qué consiste el nuevo canal Sony?

¿Le digo la verdad? No sé. Su campaña es tan mala que no dice nada y me da miedo pensar que se trate de un truco publicitario.

¿Entonces por qué tanto escándalo? Primero, porque no se vale que nos digan mentiras.

Segundo, porque a todas horas, en esa pantalla, no se habla de otra cosa.

Y tercero, porque el lunes pasado, supongo que como parte de lo que vamos a estar viendo una vez que acabe esta semana de finales de temporada, Sony estrenó Cuídate de la cámara y Estilo D.F. no eran programas de Sony, eran de E! ¿Qué están haciendo en Sony? ¿Por qué los están anunciando como estrenos si ya los conocíamos?

A usted le consta, creo que fui el primero, si no es que el único periodista, que defendió esos dos títulos cuando aparecieron porque eran propuestas interesantes por lo que representaban a nivel poder, a nivel personajes, a nivel ventas y a nivel convergencia de medios.

Pero no tienen nada que ver con el perfil de los televidentes de Sony.

¿O qué, usted encuentra alguna relación entre la gente que aprecia una joya de serie policiaca internacional como The Black List con un programa local en donde tres conductores juegan a perrear a las estrellas por su manera de vestir?

¿Usted puede establecer un puente entre un reality musical estadunidense como The Voice, donde figuras como Shakira hacen lo que quieren, con un infomercial nacional disfrazado de
programa de revista de estilo de vida?

Evidentemente esto va a perjudicar a la marca Sony peor de lo que a nivel corporativo ya se había perjudicado a la marca E!, la va a chafear.

¿Qué sigue? ¿Las lavanderas al final de Grey’s Anatomy? ¿Laura Bozzo antes de Revenge?

Por favor, que alguien haga algo porque esto se va a venir abajo estrepitosamente. Va a arruinar la experiencia de ver el canal Sony y va a representar una traición imperdonable.

Sí, a lo mejor, en una primera temporada, va a representar una suculenta entrada de dinero, pero conforme pase el tiempo, ante la ausencia de un público digno que terminará por irse, se abaratará tanto o más que muchos canales de televisión abierta que hoy sólo anuncian ungüentos para las hemorroides.

¿Usted necesita un nuevo canal Sony? Yo, no. Yo necesito que esto vuelva a ser lo que era antes. ¿A poco no?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV