El pozo de los deseos reprimidos

La nueva guerra de las televisoras

Estamos a punto de vivir un fenómeno televisivo muy especial: los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014.

¿Y? ¿Qué tiene esto de fenómeno si en México casi no se practican los deportes de invierno? ¿Qué tiene esto de especial si se trata de un evento muy de nicho que casi no deja rating?

Tiene de especial que, por primera vez en la historia, vamos a ver algo parecido a una guerra entre las empresas de Carlos Slim y las de Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas.

¿En qué me baso para decirle esto si no es la primera vez que las señales del señor Slim van a transmitir una fiesta deportiva de esta naturaleza?

En que, a diferencia de otros eventos especiales donde, de repente, se filtraban competencias a los sistemas de televisión de paga de Televisa como SKY, a los canales de paga de Azcárraga como TDN o a las señales abiertas de Azteca como Azteca 7, aquí no.

Todo, desde la perspectiva de la televisión privada, va a ser por las compañías de don Carlos como Clarovideo, por las de sus aliados como Dish o por terceras opciones como ESPN y FoxSports, pero siempre ajenas a Televisa y Azteca.

Está tremendo por el momento histórico por el que estamos pasando y porque, aunque muchas personas desprecien los Juegos Olímpicos de Invierno, es un negocio millonario.

Va a ser muy interesante lo que suceda aquí, porque le va a permitir a muchas instancias gubernamentales, talentos, anunciantes y, por supuesto, a posibles competidores, ver si vale la pena que Slim obtenga alguna concesión, si va a ser redituable anunciarse con él y si en verdad esa empresa va a representar una amenaza a futuro.

¡Imagínese la vergüenza si no pasa nada! ¡Imagínese el escándalo si el señor nos llega a ofrecer algo diferente, bueno y entretenido!

Habrá que ver esto y todas las opciones que vamos a tener para sintonizar este evento porque, como usted seguramente ya sabe, la televisión pública mexicana, gracias a una sofisticada cantidad de convenios, también va a tener acceso a esta maravilla.

A esto hay que agregar la participación de algunos de los mejores canales especializados en deportes de los cables y de las antenas directas al hogar.

¿Por dónde vamos a poder ver Sochi 2014? En televisión de paga, por ESPN, FoxSports y por el nuevo canal Claro Sports, este último presente en Dish y en algunas compañías de cable en diferentes puntos de la República mexicana.

En internet, por UNOTv. En streaming, por Clarovideo.

La ventaja, tanto de UNOTv como de Clarovideo, es que vamos a poder ver las transmisiones en tiempo real y, luego, si queremos, vamos a poder sintonizar lo que más se nos antoje, cuando se nos pegue la gana, en la modalidad Video on Demand.

¿Y en televisión abierta? ¿Dónde vamos a poder ver esto en tele abierta?

Por el canal del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA), por los canales afiliados a la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México (La Red) que incluye estaciones públicas en todo el país y, por supuesto, por Conaculta Canal 22.

No tengo la menor duda de que FoxSports, ESPN y Claro Sports van a competir por las mejores coberturas, los mejores análisis y las mejores producciones de entretenimiento. Estoy ansioso por ver aquello. Y ni hablemos de internet.

¿Pero qué pasa con la televisión abierta? El OPMA es un canal digital que llega a lugares que usted ni se imagina. Le recomiendo que se meta a su página www.unavozcontodos.mx para que obtenga información concreta de lo que pasa en su estado.

¿Cuál es la ventaja de ver Sochi 2014 por el canal del OPMA? Que va a ser el único que lo tenga para televisión abierta nacional en alta definición.

A esto súmele resúmenes informativos a las 9:00, 15:00 y 21:00. Suena muy bien. No deje de echarle un ojo a estos señores.

Sobre los canales de La Red, todo depende de la ciudad en que usted viva. Consulte los canales públicos de su localidad. Vale la pena.

¿Y Conaculta Canal 22? ¿Qué va a pasar ahí? Todo.

Me consta que estos señores, desde hace meses, traen un plan extremadamente ambicioso que va a transformar aquello en un acontecimiento cultural tan grande o más que los Mundiales y los Olímpicos que llegaron a transmitir en los tiempos de Ludens.

Aquí podría pasar algo increíble. No se lo vaya a perder.

Mire, le aviso todo esto con tiempo para que elija con sabiduría. Ahí vienen los Juegos Olímpicos Sochi 2014, vienen con un espíritu de guerra muy impresionante y vamos a tener muchas opciones para que nos quedemos con la que más nos satisfaga.

La cita es mañana viernes a las 10:00 horas (algunos canales empezarán a transmitir desde antes de las 8:00).

Consulte cartelera porque, por la diferencia de horarios, habrá toda clase de repeticiones. Pero hágalo de verdad. Le va a gustar y es un privilegio tener acceso a algo así. ¿A poco no?  

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV