El pozo de los deseos reprimidos

Los niños, los jóvenes y su pleito con la tv

Me parece un escándalo la indiferencia de la televisión abierta privada hacia los niños y jóvenes en este país.

No puedo creer que casi no estén produciendo nada en este sentido y que lo que están haciendo tienda a ser pésimo.

¿Por qué? ¿Qué tiene esto de terrible? ¡Todo!

Se supone que lo que la tele abierta privada quiere es audiencia, ¿verdad?

¿Cuáles son los segmentos de mercado más numerosos de todo México? Los niños y los jóvenes.

¡Cómo quieren estas empresas tener audiencia si no producen para niños ni para jóvenes! ¡Cómo!

Dinero. Pregúntele a cualquier padre de familia. ¿Dónde se gasta más? ¡En los niños y los chavos!

Ellos necesitan y quieren todo, y como están creciendo, hay que estárselos comprando a cada rato.

Y no, no nada más son dulces y golosinas. Es todo. Desde ropa, muebles y calzado hasta juguetes, tecnología y educación.

¿Por qué si ahí está el dinero, seguimos produciendo para otros mercados? ¡Por qué!

¿Pero sabe qué es lo más triste de este asunto? Que cuando se produce para niños y jóvenes se está invirtiendo en las audiencias del mañana, en la gente que defenderá a esas compañías, en los adultos que sintonizarán esos canales.

¿A usted no se le hace sospechoso que los jóvenes de hoy odien a Televisa y a Azteca, que dejaron de producir a gran escala para ellos hace más de 10 años, y que, en cambio, amen a Canal Once que jamás los ha abandonado?

La próxima vez que usted escuche a algún miembro de la televisión privada nacional quejándose del odio de los jóvenes, recuérdele estos errores.

Amor con amor se paga y esto es lo primero que se tiene que corregir. ¿O usted qué opina?

BASURA

Mucha gente critica a MTV porque supone que esto señores deberían seguir haciendo lo que hacían en los años 80.

Con la pena, pero ésa sería la cosa más patética del universo. Ya no vivimos en 1981. El tema de los videos musicales va por otro lado.

Pero MTV sigue siendo un canal de paga con el acento puesto en el mercado juvenil, y a las pruebas me remito.

¿Qué es lo primero que un papá o una mamá le critica a sus hijos adolescentes? La limpieza de su cuarto.

Padres e hijos nos podremos pelear por mil y un razones, pero cuando se trata de "recoge tus calzones" aquello se pone muy mal.

Bueno, pues MTV, consciente de este conflicto, acaba de sacar un programa que yo no sé cómo no se le ocurrió a alguien más antes.

Se llama Grossbusters y es un reality show sobre el inmundo estado de las habitaciones de algunos adolescentes sean hombres o mujeres.

No sabe usted las marranadas que salen al aire en esta emisión, pero lo mejor de todo es que siempre se obtiene un cambio y muchas otras cuestiones positivas más.

Por un lado tenemos el morbo de ver mocos que han estado embarrados durante años en paredes podridas.

Pero, por el otro, tenemos divulgación de la ciencia, crecimiento personal y hasta el establecimiento de compromisos sociales.

Es un programazo de lo más bien hecho, un recurso inteligente para llamar la atención de un público que se estaba yendo hacia otras plataformas.

Busque ya Grossbusters en su guía electrónica de programación y reflexione sobre lo que está sucediendo entre los jóvenes y la tele. Es más delicado de lo que parece. ¿A poco no?

MENTIRAS

A propósito de los contrastes entre jóvenes y adultos, le tengo dos noticias: una buena y otra mala.

La buena es que el canal E! está transmitiendo una magnífica serie sobre este tema. La mala, que la está pasando con ganas de que nadie se encariñe con ella ni de que la vea bien y en orden entre mala publicidad, maratones y repeticiones.

Se llama Younger y es una de las mejores ideas originales a las que me he enfrentado en lo que va del año.

Es la historia de una señora cuarentona que después de haber criado a una hija y de haberse divorciado, quiere retomar su carrera pero no puede.

¿Por qué? Porque los chavos que dominan el mercado en la actualidad la rechazan por vieja.

¿Y qué hace ella? Mentir. Comienza a decir que tiene 26 años, la gente se lo cree y no solo encuentra chamba, hasta consigue novio.

El detalle es que las cosas se le van complicando y que aquello, además de ser cómico, se comienza a poner emocionante.

No sé usted, pero yo estoy fascinado con este título de Darren Star (Beverly Hills 90210, Melrose Place) porque creo que aquí se esconden los secretos de la televisión abierta y de paquete básico del futuro.

Son capítulos cortos, cinematográficos, dinámicos, con lo mejor de las series pero también de las telenovelas. Es entretenida, es sexy, es tierna.

Por si esto no fuera suficiente, atrae tanto a las audiencias jóvenes como a las maduras, toca los temas de la actualidad, ofrece soluciones y es positiva.

Luche por ver esto aunque los programadores del canal E! insistan en destruirlo. Hoy va a haber una especie de maratón de 19:00 a 22:00 horas. Le va a gustar.

@AlvaroCueva