El pozo de los deseos reprimidos

Lo negativo

A usted también le queda claro que el mundo está pasando por una crisis de salud marca diablo, ¿verdad?

Por lo mismo, toda la televisión, toda, está llena de programas que nos enseñan a hacer ejercicio, a prevenir el cáncer, a cuidar nuestra piel, a bajar de peso.

Yo mismo, aquí en esta columna, desde que nació MILENIO Diario, me la he pasado recomendándole cualquier cantidad de emisiones que tienen que ver con medicina, nutrición y deporte.

Bueno, acabo de ver un programa que es todo lo contrario y estoy alarmado. Lo deberían retirar inmediatamente del aire.

Es nocivo, representa un atentado para nuestra salud, para nuestra vida y no, no es ni de Televisa ni de Azteca.

Ni siquiera es de la televisión abierta nacional, es de los cables y las antenas directas al hogar y, peor tantito, es de los canales del futuro, de los canales HD.

Se llama Tocinolandia (United States of Becon), pasa por la señal de TLC HD y es una marranada inmunda de principio a fin.

Consiste en ver a un señor tan, pero tan gordo, que apenas y puede caminar, haciéndose el chistoso mientras recorre Estados Unidos convenciéndonos de que comer tocino es la cosa más maravillosa del universo.

Cuando usted vea las puerqueces que los gringos se meten con tocino y la manera como este tipo nos las presenta, le juro que le van a dar ganas de vomitar:

Tocino relleno de tocino, ahogado en mermelada, coronado por un huevo frito y metido entre dos donas glaseadas.

¡Y eso que se supone que los mexicanos somos unos marranos! Para que vea de dónde vienen las etiquetas. Para que vea lo bajo que puede caer el ser humano.

Malos

Amo los tatuajes, creo en ellos, tengo varios y quiero más. Para mí no son una moda, desde que tenía 20 años que se han convertido en un tema recurrente de mi vida.

Por supuesto conozco todos los programas de tatuajes habidos y por haber, desde los más sofisticados realizados por la televisión premium hasta los más chafas elaborados por gente que no tiene ni la más mínima idea de lo que son los medios.

Desde la semana pasada, el canal A&E está transmitiendo, todos los miércoles, como hoy, a las 23:00, uno de los mejores programas de tatuajes que se hayan hecho en los últimos años.

¿Entonces por qué le puse de cabeza a este texto la palabra malos? Porque este concepto trata precisamente de eso, de los malos tatuajes, se llama Bad Ink y usted lo tiene que ver.

La idea es la siguiente: muchas personas creen que los tatuajes son una broma y entre que no lo piensan bien, entre que se emborrachan y entre que les gana la emoción, se tatúan verdaderas porquerías en lugares espantosos.

Los protagonistas de Bad Ink son dos artistas del tatuaje de la ciudad de Las Vegas que se dedican precisamente a corregir esos trabajos.

Por tanto, lo que usted y yo vemos es el antes, el durante y el después, de muchos casos por capítulo de media hora, más la vida privada de estos señores.

¿Por qué le digo que este proyecto es de lo mejor que se ha hecho en años si es algo que ya había visto en otros lados?

Porque estos artistas no esperan a que les lleguen los clientes a su estudio, los cazan en las calles, porque su vida privada es admirable y porque tiene una producción innovadora. ¡Búsquelo!

Peor

Adoro a la gente que trabaja, que se arriesga, que inventa. Adoro a gente como la del canal FOXLIFE.

Mientras que otras mentes, de otras señales, están viendo qué se copian de qué país, ellos no. Ellos están desarrollando nuevas ideas, las están aplicando y las están vendiendo como El mejor de los peores.

¿Ya lo vio? Es un reality show muy, pero muy simpático, muy, pero muy diferente.

¿Sobre qué? Sobre gente que, a la hora de cocinar, no sabe ni hervir el agua.

A usted le consta, el mercado está saturado de programas de cocina. Bueno, aquí está la respuesta de los cerebros de FOXLIFE: un programa de anticocina.

¿Y? ¿Qué tiene esto de bueno? Todo, porque parte del aprendizaje, de la convivencia, de la tolerancia y porque, honestamente, no todos tenemos que cocinar como las estrellas de la tele. ¡Ya basta!

Se vale que se te queme la carne. Se vale que te quede salada la sopa. Se vale que se te pegue el postre. Lo que no se vale es no tener ganas de progresar, de aprender, de corregir.

Por eso me entusiasma muchísimo este concepto que no es tan caro como suena, que incluye a hombres y mujeres de toda América Latina (comenzando por México), la conducción de Lorena García (Sazón) y que además de la parte gastronómica, tiene retos físicos tipo Survivor o La isla.

El resultado es bastante completo y entretenido. Pasa los jueves a las 21:00 y tiene muchas repeticiones a lo largo de toda la semana.

¿Verdad que lo va a tratar de ver? ¿Verdad que se va a atrever a premiar con su preferencia algo tan novedoso, creativo y original? Se lo encargo de tarea. Muchas gracias.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV