El pozo de los deseos reprimidos

Es una monstruosidad

No, yo no estoy entusiasmado con el estreno, la semana pasada, de Mozart in the Jungle por el canal FOXLife.

Sí, por supuesto que se ve muy bien que uno le eche porras, porque como se trata de una serie que gira alrededor del mundo del arte y la cultura y como sale Gael García Barnal, quien no le ponga casa corre el riesgo de quedar como un naco, como un idiota.

Pues con la pena, pero para mí  Mozart In The Jungle es ya uno de los grandes errores del año.

¿Por qué? Porque esa emisión no fue diseñada para sintonizarse semanalmente en un canal de televisión de paga, se hizo para navegar libremente en el sistema de distribución en línea que Amazon tiene en mercados como el de Estados Unidos.

¿Sabe usted la barbaridad que representa encasillar algo así en la pesada estructura de un cable o de una antena directa al hogar, entre comerciales y obligando a la gente a ver los episodios a la antigüita?

Es un insulto para los creadores de esta obra, es como si ahorita Warner Channel nos saliera con la novedad de que nos va a transmitir House of Cards.

¡En ese instante usted y yo les decimos hasta de lo que se van a morir!

Mozart In The Jungle se planeó para que el público la viera a su modo, a la hora que se le pegue la gana, de a varios capítulos a la vez, sin letreritos sobrepuestos en la pantalla.

Verla en FOXLife es una monstruosidad y no, no se deje llevar por esa historia de que como Amazon no está en México usted y yo estamos condenados a esta clase de cuestiones.

Amazon no está en México, porque los mexicanos, todos, no nada más los políticos, somos corruptos, porque nos la pasamos quejándonos de que queremos que nos traten como dioses, pero no queremos pagar por contenidos, nos los robamos, los descargamos o los compramos piratas.

Mientras no reconozcamos esto y no corrijamos, cochinadas como esta nos van a seguir pasando y corporaciones como Fox se van a seguir equivocando.

¿Qué le quiero decir con esto? Que además de la traición al formato, Mozart In The Jungle no tiene nada que ver con el canal donde están las Lucky Ladies, las Kitchen Nightmares y las sobras de Utilísima.

Si esta gente en verdad quería consentir a su público y tomarse en serio la distribución de la serie de Gael, la debió haber colocado en su paquete Fox+ (en lugar de Homeland. Por favor vea lo que dije al respecto en Surtido rico de MILENIO.com).

Mozart In The Jungle es mil veces más televisión premium que otros títulos que están en Fox+.

Tiene la libertad de expresión, la inversión, el reparto, el erotismo. Es una preciosidad digna de medirse contra las producciones de casas como HBO, no contra un puñado de reality shows de chismes, manualidades y cocina.

Darle Mozart In The Jungle al público de FOXLife es una aberración y no porque la gente que sintonice esa señal sea tonta o porque no pueda apreciar el arte.

Es por la más elemental digestión televisiva. Al lado de DC Cupcakes, The Dr. Oz Show y Amas de casa deBeverly Hills, Mozart In The Jungle es sangronsísima, insufrible, pretenciosa.

Y quien no lo diga, como los que celebraron la llegada de este material a México la semana pasada, van a estar mintiendo por pose.

¡Qué falta de visión! Fox pudo haber aprovechado el diseño original de este proyecto hasta para ofrecerlo como algo muy exclusivo dentro de FOX Play, su sistema de distribución en línea, pero ni eso. ¡Ni eso!

¿Qué va a pasar aquí? Pues que Mozart In The Jungle no va a generar ni la mitad de los resultados que generó en otros lados. ¡Qué vergüenza!

En el remoto caso de que usted no sepa de lo que le estoy escribiendo, ¿qué es Mozart In The Jungle? ¿De qué trata? ¿Quiénes salen? ¿Para qué clase de público es? ¿Sí está buena?

Mozart in the Jungle es la versión para televisión online de una famosa novela que narra las aventuras reales de una persona que convivió con la crema y nata de los grandes concertistas de Nueva York.

Vale, porque muestra lo que la gente casi nunca ve: los vicios, los romances, los abusos, las perversiones y las excentricidades de músicos, directores y empresarios.

Es muy buen chisme y es genuinamente divertida, pero para gozarla al máximo hay que o estar muy empapado de ese universo o ser muy receptivo.

Su reparto está encabezado por puro meganombre del cine internacional como Malcolm McDowell (Naranjamecánica), Lola Kirke (Gone Girl) y, como ya le dije, Gael García Bernal (Y tu mamá también).

¿Sí se da cuenta? Son grandes estrellas de cine, pero de un cine diferente, más independiente, más de autor y se divierten como enanos.

Mozart In The Jungle es un producto finísimo. Chistoso, sí, pero fino. En su irreverencia hay un sentido, una intención.

¡Qué pena lo que FOXLife le ha hecho! ¡Qué pena que no lo podamos gozar en su justa dimensión! ¿O usted qué opina?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV