El pozo de los deseos reprimidos

El fracaso de Chivas TV

De veras que no gana uno para vergüenzas. Ayer fue la presentación de Chivas TV, la anunciadísima OTT del Guadalajara, en el Content Capital de la Ciudad de México.

¿Y qué pasó? Que no pasó nada. Justo cuando uno de los más altos ejecutivos iba a presentar esta aplicación, no funcionó, no corrió, no se pudo ver.

¿Sabe usted lo que esto representa en términos de credibilidad? ¿Sabe usted lo que implica en materia de negocios?

Es un escándalo, una vergüenza, algo que jamás debió haber sucedido y más porque minutos antes se había anunciado, ahí mismo, que aquello iba a costar una fortuna.

El servicio cuesta, en promoción, mil 999 pesos. El pago por evento del Clásico Chivas-América, 500. Y a partir de ahí, puras cuotas impresionantemente altas.

Un mes de Netflix, HBO GO, FOX Play o Blim, en varios dispositivos, cuesta menos que el más barato de los juegos de las Chivas para un solo aparato.

¿Así o más desconectados de la realidad? ¿Así o más soberbios?

El presentador, en la cúspide del cinismo, se atrevió a sugerir que el público Chiva, como era muy fiel, se podía juntar con varios amigos o familiares para completar una cuota.

¡Qué falta de respeto tan más grande! ¡Qué actitud tan más enferma!

Pero esto no es todo, ocurrieron otras desgracias que dejaron muy mal parado este proyecto.

¿Como cuáles? Como la promesa de que Chivas TV va a tener mucho y muy buen material exclusivo a los partidos.

¿Y? ¿Cuál es la desgracia de esto? Que jamás vimos nada. Todo quedó como una promesa política, como algo que pudiera ser un engaño.

¿En verdad existen esos programas? ¿Quiénes los van a conducir? ¿Quiénes los van a producir? ¿De qué van a tratar? ¿En qué horario se van a estrenar? Misterio.

Jamás en mi vida había visto una presentación tan pretenciosa ni tan fallida.

Y sí me siento profundamente afectado porque hay muchas cuestiones que valen la pena de este proyecto y porque atrás de esto se esconde una reacción empresarial frente a los supuestos abusos de algunas cadenas de televisión abierta nacional.

A ver cómo le van a hacer estos señores para componer este autogol tan duro que se metieron.

Hoy, por lo pronto, arrancaron con el pie izquierdo. Mejor suerte a la próxima. Mejor suerte cuando salga al aire, espero que bien, Chivas TV.  

alvaro.cueva@milenio.com