El pozo de los deseos reprimidos

El estreno de hoy

Estamos de acuerdo en que si hay algo que nos caracteriza a los mexicanos es nuestro sentido del humor, ¿verdad?

Nosotros nos podemos reír de las catástrofes más negras del universo, hacer juegos de palabras insólitos y carcajearnos lo mismo con las cosas más estúpidas que con las más inteligentes.

¿Por qué si la comedia es parte fundamental de nuestra esencia ya casi no estamos haciendo programas cómicos?

¿Por qué si tenemos esta capacidad tan grande para reírnos con tantas cosas, nuestras televisoras ni siquiera se molestan en comprar series cómicas con el mismo entusiasmo con el que adquieren series de acción?

Se lo he dicho mil veces: la inteligencia de un pueblo va en perfecta concordancia con su sentido del humor.

Y los mexicanos, le duela a quien le duela, somos muy inteligentes.

Ya basta de pensar que la risa es algo inferior. Ya basta de suponer que cuando uno se carcajea se vuelve malo, inmoral o grosero.

Esto no es un tema de valores. Es una necesidad.

Si de algo está urgida la televisión de este país es de volver a la risa, pero a la risa de verdad, no a la de mamarrachadas como Parodiando o a la irresponsabilidad de Turnocturno.

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque hoy a las 22:00 se va a estrenar por el canal BBC Entertainment una comedia que usted no se debe perder.

Se llama Hoff The Record. Le juro que es una cátedra de diversión y me duele que no haya una fila de importadores adquiriendo sus derechos para la televisión abierta nacional.

BBC es una mina de oro cuando hablamos de programas cómicos.

Si a usted le gustan sus series dramáticas, históricas, policiacas o de ciencia ficción como Luther, Wolf Hall, Sherlock y Doctor Who, espérese a que vea lo nuevo que la mejor televisión pública del mundo está haciendo en cuanto a series de comedia.

Se va a volver loco de felicidad. El recuerdo de Mr. Bean quedará en eso, en un vil recuerdo.

¿Qué es Hoff The Record? ¿Qué tiene de bueno? ¿Por qué nadie se la debe perder?

¿Usted se acuerda de David Hasselhoff? Es una de las estrellas más importantes de toda la historia de la televisión mundial, un figurón de los años 80 y 90 que protagonizó proyectos como El auto increíble y Guardianes de la bahía.

A esto súmele que David ha hecho cualquier cantidad de locuras y que ha estelarizado algunos de los más suculentos escándalos de la industria del corazón.

Hace algunos meses tuve oportunidad de charlar con él en la ciudad de Liverpool, durante el BBC Worldwide Showcase, y que dejó muy impresionado.

Hoff The Record es su nueva serie, una propuesta cómica hecha como si fuera una mezcla de documental y reality show.

¿De qué trata? De él. David se burla de sí mismo a lo largo y ancho de esta producción que no le pide nada a nadie. ¡A nadie!

Pero, ojo, aquí cuando decimos que se burla de sí mismo no estamos hablando de la típica pose que de repente escuchamos en nuestros medios.

¡No! El señor se asume como una figura decadente y hace mofa de sus antecedentes, de sus errores, de su cuerpo, de su edad, de su torpeza, de su posición como ex símbolo sexual y hasta del hecho de que las nuevas generaciones no lo conocen.

Cualquier broma de Top Gear es nada en oscuridad con lo que este señor se hace a lo largo de cada capítulo. ¡Ni yo lo puedo creer!

¿Y sabe qué es lo más gratificante? Que David está muy contento con el resultado, orgullosísimo de formar parte de la familia BBC. Me lo dijo.

Aquí hay auténtica comedia, sonrisas, risas y carcajadas pero, al mismo tiempo, crítica social, crítica personal, catarsis, desahogo, válvula de escape.

Al final usted va a acabar haciendo algo más que sentir nostalgia por los años 80 y 90, va a adorar al señor Hasselhoff porque lo va a conocer como jamás lo había conocido.

Con razón David está tan feliz. Su carrera, que de por sí ya era muy rica, jamás volverá a ser la misma después de que usted lo mire entrenando como un chavito a sus 63 años, pidiendo chamba en actividades cada vez más hilarantes, encuerándose en el monte y manejando lo que ya no es "auto increíble".

Yo sé que la gran noticia de hoy para el canal BBC Entertainment es el estreno de la nueva temporada del queridísimo The Graham Norton Show a las 23:00.

Pero, por favor, mire a las 22:00 Hoff The Record y dispóngase a gozar devorando a una de las estrellas más importantes de toda la historia de la televisión mundial.

Y sí, acábeselo, sea cruel. De eso se trata. De llevar la noción de intimidad a otro nivel, de ser tan transparente como para divertir a los demás por encima de cualquier prejuicio.

Estamos de acuerdo en que si hay algo que nos caracteriza a los mexicanos es nuestro sentido del humor, ¿verdad?

Bueno, ejerzámoslo con los ingleses aprovechando este año dual y que somos tan compatibles con su acidez e ironía. ¿O usted qué opina?


alvaro.cueva@milenio.com