El pozo de los deseos reprimidos

El estreno de hoy

Hoy se estrena un programa tan, tan, pero tan bueno, que le voy a tener que dedicar toda mi columna.

Es que, de veras, es altamente recomendable. Se llama GPS, Guiados por sabores y su lanzamiento va a ser a las 18:50 por el canal Glitz.

De hecho, no va a ser un lanzamiento cualquiera, estos señores están tan convencidos de que su producto es magnífico que en lugar de pasar solo un episodio, van a pasar dos.

¿Qué es Guiados por sabores? Una sorpresa. No es una emisión de viajes, pero es una emisión de viajes. No es un show de cocina, pero es un show de cocina.

No es una revista de estilo de vida, pero es una revista de estilo de vida. No es un ejercicio de televisión real, pero es un ejercicio de televisión real.

Los creadores de esta maravilla fueron tan inteligentes que en lugar de irse por lo convencional, fusionaron formatos y el resultado es ciento por ciento irresistible.

Usted lo mira y se divierte, y se relaja, y se emociona, y se llena de placeres, y le dan ganas de comer, y le dan ganas de viajar y, en resumidas cuentas, se siente mejor.

Por muy estresado que viva, con GPS, Guiados por sabores se le van a olvidar todas sus penas y se va a contagiar de una exquisita sensación aspiracional.

¿A qué me refiero cuando uso el adjetivo exquisito? A algo que me duele mucho.

En este negocio de la televisión, casi siempre, cuando se habla de emisiones aspiracionales, se habla de programas sangronsísimos conducidos por gente con severos conflictos de todo tipo que en lugar de caer bien, cae pésimo.

¿Por qué? Porque no trabaja para un público, no trabaja para un auditorio, trabaja para su vanidad, para sus inseguridades, para su ego.

La pareja que conduce Guiados por sabores cae bien desde el segundo uno porque todo el tiempo está pensando en nosotros, nos está explicando, nos está consintiendo, nos está considerando.

¿Quiénes son? Talytha Pugliesi y Harry Pagancoss. Ella es una espectacular modelo brasileña y él, un simpatiquísimo chef puertorriqueño.

Talytha es una reina divina, porque no es la típica modelo de toda la vida.

No, ella es espontánea. Usted la va a ver instalada en belleza, pero también instalada en la buena onda quejándose del tráfico, comiendo en la calle, conviviendo con la gente en los mercados.

Y si se ve peinada o despeinada a nadie le importa, lo que en verdad importa es que usted se la pase bien después de un complicado día de trabajo.

Harry está exactamente en el mismo tono: haciendo bromas, probando los platillos más sencillos, pero también los más elegantes, sacándole el lado positivo hasta a las tazas de café.

Le garantizo que lo va a adorar y que, en general, usted los va a adorar a ambos en esta peculiar experiencia bicultural.

¿Bicultural? ¿Por qué? Porque la mitad del programa está hablado en un idioma y la otra mitad, en otro. ¡Pero el resultado es increíble!

Talytha habla en portugués. Harry, en español. Hay subtítulos. Y esto, en lugar de ser un obstáculo, es un elemento que enriquece más Guiados por sabores.

Bueno, ¿y de qué trata esta emisión? Por lo que entendí mirando sus primeros episodios, en hacer recorridos por diferentes puntos de Brasil.

Sí, yo sé que después del Mundial quedó una especie de saturación alrededor de todo lo que tiene que ver con ese país.

Pero lo interesante de GPS, Guiados por sabores es que, a pesar de cualquier cosa que usted haya experimentado en los ene especiales que se hicieron sobre la comida y los atractivos turísticos brasileños, aquí va a ver cosas que o nadie más dijo o como nadie más las dijo.

En este concepto, como no existe la obligación de exprimir al máximo la sede de un evento deportivo, todo es de a de veras.

No se trata de futbol, se trata de vivir, de viajar, de comer.

Ninguna visita de ninguno de los medios que fueron al mercado de Sao Paulo con el pretexto del Mundial se parece, por ejemplo, a la visita que Talytha y Harry hicieron para Glitz.

Porque no nada más explicaron, no, hasta se metieron a cocinar con los vendedores y en verdad fueron felices.

Cuando un conductor de televisión es feliz, se nota, y uno, como espectador, lo agradece.

Talytha y Harry son muy felices en GPS, Guiados por sabores y los televidentes, mientras los miramos, podemos experimentar exactamente esa misma felicidad, y eso es fantástico.

¿Cuándo fue la última vez que usted experimentó algo parecido a la felicidad mirando un programa de televisión?

Mire, ni pierda el tiempo dándole vuelta a los mismos títulos de siempre o amargándose la vida atacando las cosas que ya sabemos que son horribles y que están mal. ¿Para qué? ¿Qué caso tiene?

Atrévase a ver cosas diferentes, a pasársela bien con producciones de otro tipo, como ésta.

Lo invito a ver GPS, Guiados por sabores esta tarde a partir de las 18:50 por el canal Glitz. Le va a encantar. De veras que sí. 

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV