El pozo de los deseos reprimidos

No es "la dictadura perfecta" pero casi

Nos espera un fin de semana increíblemente bueno en materia de televisión. Por eso yo quisiera, desde ahora, hacerle tres recomendaciones básicas.

Se trata de títulos sensacionales, de espectáculos que no se puede perder. Por favor, tome nota. Le conviene.

La serie

Este domingo 23 de noviembre, en punto de las 21:00, HBO va a estrenar la tercera y última temporada de una de sus producciones propias más exitosas, premiadas y queridas: The Newsroom.

¿Por qué si se trata de un título tan bueno, lo van a cancelar? Porque más vale terminar algo cuando está arriba, a retirarlo cuando sea demasiado tarde.

¿A usted no se le hace un gesto de profunda inteligencia? A mí, sí. Por eso amo esta producción de Aaron Sorkin (The Social Network).

Por eso y porque cuenta lo que nadie más se había atrevido a contar de lo que sucede atrás de los canales que transmiten noticias las 24 horas del día.

Es sorprendente el nivel de retrato que consiguen los escritores, directores y actores de este concepto. Así son las cosas en el mundo de las noticias y no nada más en Estados Unidos, en el mundo entero.

¿Por qué habría que ver esta última temporada de The Newsroom?

Porque, aunque usted no lo crea, muchas de las situaciones que se van a plantear en este paquete de capítulos se parecen a las más delicadas noticias que se están generando en este país en este instante.

The Newsroom no es La dictadura perfecta porque pertenece a otro género dramático, pero casi.

Si a usted le preocupa la realidad, tiene que luchar con todas sus fuerzas por sintonizar este lanzamiento y ate cabos, y saque conclusiones.

Conociendo a estos señores, no se van a ir así como así, lo van a hacer en grande, lo van a hacer moviéndole el tapete a más de una instancia del universo de la información. Prepárese.

El inicio

El año pasado ocurrió algo muy especial en la industria de la televisión de Estados Unidos.

¿Qué? Que el público se volcó, como nunca se había visto, para sintonizar una serie inteligente.

¿Cuál? La Biblia. Ni caso tiene que le recuerde el escándalo.

Aquello, que va desde la creación del mundo hasta la crucifixión de Cristo, rompió con todos los niveles de audiencia habidos y por haber, se comentó por diestra y siniestra. ¡Fue un trancazo!

El pequeño detalle es que nunca llegó a México. Conozco cualquier cantidad de leyendas urbanas alrededor de esto, algunas francamente escabrosas.

Pero como no me consta nada, mejor le doy una buena noticia: Por fin La Biblia se va a pasar en nuestro país.

¿Cuándo? Este domingo 23 de noviembre a las 22:00 horas por el canal History.

¿Cuál es la nota? Que jamás La Biblia, el libro, se había hecho con semejante nivel técnico y editorial en la industria de la televisión.

Estamos hablando de un espectáculo total capaz de enloquecer de felicidad lo mismo a las audiencias más religiosas y más conservadoras que a las que solo quieren divertirse, emocionarse.

Y ni hablemos de las que apenas van a conocer este contenido. Se van a ir de espaldas. La Biblia es de todos. Es para todos.

¿Pero quiere que le diga qué es lo más interesante? Que con esto que desde hoy ya es un cañonazo, La Biblia confirma su vigencia y su grandeza.

No hay nada nuevo bajo el sol, pero esto vale como lo más nuevo, como lo mejor. No se lo vaya a perder.  

El encuentro

¿Qué tan bueno no va a estar este fin de semana en materia de televisión que esta pequeña lista de recomendaciones no incluye ni la mitad de lo más relevante que usted va a poder ver?

El caso es que el domingo, a las 21:00, por el canal FX, vamos a tener la primera gran reunión de los personajes de dos de las más maravillosas series animadas de todos los tiempos, de Padre de familia y Los Simpson.

¿Cómo? A través de un episodio especial de Padre de familia que causó furor cuando se presentó en septiembre en Estados Unidos.

¿Sabe usted lo que va a ser eso? Un acontecimiento de acidez e hilaridad porque, como usted sabe, hay una distancia muy grande entre el sentido del humor que se maneja tanto en Padre de familia como en Los Simpson.

Imagínese la fusión de ambos tonos, tener juntos a Peter Griffin y a Homero Simpson, a Stewie y a Bart, a Lois y a Marge.

¿Qué van a decir? ¿Qué van a hacer? ¿En qué va a acabar aquello? ¿Estará mejor que la unión entre Phineas yFerb y Star Wars?

¿Se convertirá en un referente para los fanáticos de ambas animaciones?

Sea como sea es algo que tenemos que ver porque lo tenemos que ver, además de que va a ser muy morboso evaluar lo que va a suceder ahí tanto con las voces originales como con su doblaje al español latino.

Consulte la guía electrónica de su sistema de televisión de paga por aquello de los cambios de horario que hay entre ciudad y ciudad.

Los Griffin se juntan con Los Simpson. Habrá que verlo para creerlo. ¿A poco no?  

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV